Pablo Motos dedica el último programa de »El Hormiguero» a su madre, fallecida esa mañana

Pablo Motos le dedica a su madre, Amelia Burgos, el programa de la noche

Pablo Motos quiso tener un detalle hacia su madre, fallecida esa mañana, y le dedicó el programa. / Atresmedia.

A pesar de la profesionalidad de la que hizo gala durante todo el programa, el de ayer no fue un trago fácil para Pablo Motos. Su madre había fallecido esa misma mañana, pocas horas antes, pero él decidió no fallarle a sus telespectadores y mostrar su mejor cara a pesar del dolor.

La invitada era Laura Pausini, con quien Pablo tiene una relación muy cercana y entrañable. Tal vez por eso las cosas salieron tan bien, casi hasta el final, Motos se mantuvo estoico, sin dejar ver que, en realidad, la procesión va por dentro.

«Hoy quiero dedicar el programa a mi mamá»

Pablo Motos le dedica a su madre, Amelia Burgos, el programa de la noche

Laura fue la invitada perfecta para Pablo Motos en una noche complicada. / Atresmedia.

El momento más emotivo, en el que Pablo Motos no podía evitar que le saltaran las lágrimas, llegaba al despedir el programa. El presentador se armaba de valor y explicaba: «Le quiero dedicar este programa a mi mamá, que ha fallecido esta mañana». Una confesión en la que contaba con la complicidad de su invitada.

Laura le abrazaba, compartiendo su dolor, y le dedicaba unas bonitas palabras, a la vez que alababa la fortaleza de Motos, por haberse mantenido fiel a su audiencia. No es la primera vez que Pablo hace suyo aquello de que «el show debe continuar». Ya cuando falleció su padre, acudió al trabajo sin falta y, solo un mensaje de Alejandro Sanz al final hacía notar el mal rato que estaba pasando Pablo, «el jefe estará orgulloso de ti seguro».

Pablo Motos, muy orgulloso de su madre

Pablo Motos le dedica a su madre, Amelia Burgos, el programa de la noche

Entre todos consiguieron que Pablo soltara más de una sonrisa. / Atresmedia.

No es la primera vez que Amelia Burgos aparece en El Hormiguero, aunque sin duda esta ha sido la más triste y emotiva. Pablo es un hijo orgulloso, y no son pocas las veces que ha contado anécdotas de su madre para que todo el mundo supiera, igual que él, lo especial que era. De hecho durante un tiempo incluso fue colaboradora de su hijo.

Él llamaba por teléfono a su madre para que charlara con el invitado. Todo esto fue a raíz de una divertida intervención telefónica de Amelia que llamó para «dar las buenas noches a Raphael». En ese instante conquistó el corazón de todos.

Déjanos tus Comentarios