Los días más intensos de Omar Montes en «Supervivientes»

Omar Montes ha tenido una noche llena de emociones en Supervivientes

Omar Montes ha tenido una noche llena de emociones en Supervivientes. / Mediaset.

El hambre y el cansancio parecen estar robando las ganas de llevarse bien de los Supervivientes. Cada día los ánimos están más tensos y parece que Omar Montes es ejemplo perfecto de la crispación que viven todos los concursantes.

La última bronca protagonizada por el cantante ha dejado claro que las cosas se empiezan a poner tensas en Honduras. Un enfrentamiento con Colate por una disparidad de criterios ha sacado lo peor de Montes, que ha asegurado no reconocerse en las imágenes ya que él es «todo amor y bondad».

La preocupación de Omar Montes con la comida

Los compañeros se pusieron de parte de Omar, al final el joven tenía razón. / Mediaet.

Los compañeros se pusieron de parte de Omar, al final el joven tenía razón. / Mediaset.

La comida se ha convertido en motivo de preocupación para Omar. No solo tener algo para comer él, también que sus compañeros coman de forma regular le parece indispensable. Mostró su gran preocupación cuando Isabel Pantoja llevaba dos días sin comer. Le «obligó» a comer un trozo de piña para evitar que se enfermara. Parece que estos últimos días están acercado posturas y están afianzando su amistad.

En esta ocasión, Omar ha estallado porque, tras hablar con Colate sobre qué podían hacer con la comida, este había hecho lo que había querido y Montes consideraba que no era lo mejor para el grupo. «Si dejábamos el arroz para el día siguiente no íbamos a poder cocinarlo porque no íbamos a tener fuego». El grupo acabó por darle la razón ya que, efectivamente al día siguiente el fuego se había apagado.

También hay buenas noticias para él

Omar Montes abrazando a su madre y a Isa Pantoja

Omar Montes abrazando a su madre y a Isa Pantoja. / Mediaset.

Era día de visitas y Omar fue uno de los afortunados, junto con Isabel Pantoja. Su madre viajó hasta Honduras para sorprenderle y poder darle ánimos y fuerzas para lo que queda de concurso. Allí también estaba Chabelita que, aunque había ido a ver a su madre, su presencia también alegró al cantante. «¡Qué alegría me da verte, estás guapísima! Que garífuna te veo», le dijo a su exnovia.

Una ilusión que se sumó a la de encontrarse con su madre, para la que todo fueron alegrías y abrazos. «Mira como me he quedado mama, que tipín se me ha quedado. Soy líder», presumía Montes de su nueva figura. «No llores más mama que me voy a coger una depresión», bromeaba ante las lágrimas de su madre. Sin duda una inyección de energía para el concursante, que está demostrando ser una grata sorpresa en Supervivientes.

Déjanos tus Comentarios