Olivia Palermo y Johannes Huebl, amor a prueba de estilo

Olivia Palermo y Johannes Huebl

Olivia Palermo y Johannes Huebl son una de las parejas más envidiadas del mundo.

Si hay una pareja que derroche estilo allá por donde va, esos son Olivia Palermo y Johannes Huebl. Guapos, ricos, famosos y, aparentemente, muy enamorados. Esa sería, en definitiva, una descripción sencilla de la pareja de influencers.

Ella, la it girl por excelencia, con más de cinco millones de seguidores en Instagram; aparte, goza del éxito de su propio blog y de ser la invitada top en cualquier front row de nivel que se precie. Él, un cotizado modelo alemán que bebe los vientos por ella. ¿Hay algo más que se pueda pedir? Parece ser que sí.

Olivia Palermo y Johannes Huebl, amor y trabajo

Olivia Palermo y Johannes Huebl

Las muestras de amor en redes sociales entre Olivia Palermo y Johannes Huebl son una constante/ Instagram.

Se trata de ser una de las parejas con más estilo del mundo. La it girl estadounidense y el modelo alemán forman un tándem fashion inigualable. No hay vez que no les veamos juntos en la que sus estilismos no vayan conjuntados a la perfección. Cada vez que pisan la calle, dan una auténtica lección de estilo al paso que se muestran felices y enamorados.

La máxima del matrimonio parecer ser conciliar su profesión con su relación. Así, saben de la importancia de mostrar en redes sociales su idílico día a día. Sus millones de followers ven cada poco bonitos y románticos momentos de la pareja. Besos, abrazos, gestos cómplices y palabras de amor son una constante en los Instagram de Olivia Palermo y Johannes Huebl.

¿Dispuestos a formar una familia?

Olivia Palermo y Johannes Huebl

Mr. Butler es, por ahora, el niño mimado de Olivia Palermo y su marido/ Instagram.

Y la guinda del pastel de esta perfecta realidad sería la de formar una familia. Olivia Palermo y Johannes Huebl ahora mismo no están solos, ya que tienen en común un perro, Mr. Butler. Un pequeño bichón blanco que hace las delicias de la it girl. Sin embargo, tener un hijo no es la prioridad del matrimonio. Ella tiene treinta y dos años, él cuarenta, y ninguna prisa por traer al mundo un bebé Huebl-Palermo.

 

Déjanos tus Comentarios