Nuria Roca: »Mi matrimonio es abierto pero nunca compartiría una relación con otra persona»

Nuria Roca amadrinando la nueva receta de Choco Krispies.

Nuevo curso, nuevas metas y una significativa fecha por la que brindar. Nuria Roca celebra este 6 de octubre la mayoría de edad de su matrimonio con Juan del Val, el hombre con el que ha formado una numerosa familia. Del secreto de su matrimonio, de sus hijos, Juan, Pau y Olivia, y de sus constantes ganas de reinventarse personal y profesionalmente hablamos con ella durante la presentación de la nueva receta con menos azúcares de Choco Krispies.

Un evento en el que compartió protagonismo con Úrsula Perona. Esta psicóloga mostró el Estudio #IgualConMenos, en el que, tras un análisis de las situaciones cotidianas que más estrés generan en la vida familiar, definen pautas que pueden ayudar a padres, madres e hijos a conseguir iguales o incluso mejores resultados, con menos esfuerzo.

Los consejos que ha dado la psicóloga, ¿te hacen cuestionarte si lo estás haciendo bien como madre? Yo creo que tenemos que relativizar y no cuestionarnos ni machacarnos. Habrá cosas que las hacemos mejor y otras peor. Sí que es cierto que nos sabemos la teoría pero muchas veces la pasamos por alto, así que de vez en cuando está bien que te recuerden los pequeños gestos que puedes cambiar para que todo fluya.

¿Te autoexaminas mucho como madre? Hay veces que las cosas te salen bien, pero cuando discutes o un hijo tiene un fracaso sí piensas que lo podías haber hecho mejor. Ser padre es un aprendizaje mutuo y constante. Poco a poco vas cambiando pero hay que intentar erradicar los errores.

En esos momentos de caos o de dudas, ¿quién pone la cordura, tú o Juan? Depende. En algunos aspectos uno hace de poli bueno y otro de poli malo, nos repartimos los roles. Pero es importante que ambos vayamos en la misma dirección y con los objetivos claros. Juan y yo estamos los dos a una, no nos cuestionamos y pensamos de la misma forma.

Tienes un hijo de 16, el mayor, ¿cómo lidias con su adolescencia? Estoy en pleno conflicto generacional en casa. No es fácil lidiar con la adolescencia. Muchas veces miro atrás y me veo a mí discutiendo con mis padres. Intento ver las cosas como hija y como madre a la vez. Es importante escuchar.

¿Eres madre amiga? No, yo no quiero ser la mejor amiga de mis hijos, quiero ser la mejor madre para ellos. Quiero que vean en mí a un referente, que confíen, que sepan que si tienen un problema voy a estar a su lado y que lo voy a dar todo… Pero su generación es su generación y ahí no me quiero meter. Sí quiero escucharles, saber sus necesidades, lo que les interesa, les aburre…

¿Apuntan maneras? Nadie ha tenido una vocación precoz, pero el mayor dice que le gusta el mundo audiovisual. No sé que hará finalmente porque ahora está estudiando fuera.

¿Te gustaría que lo hiciera? Si lo hace es un campo que manejamos y en que le podemos ayudar más, pero me gustaría que hicieran lo que les ilusione y les produzca satisfacción personal.

¿A quién se parecen tus hijos? Juan tiene muchas cosas mías, con lo cual tiene muchos defectos que cuando se los veo me pongo negra y le digo que los corrija (risas). El mediano se parece más a su padre y la niña está aún por definir pero también tira a la parte paterna.

Una carrera que no deja de avanzar

¿Cómo han sido las vacaciones? Estas vacaciones me las he tomado con mucho relax, las he disfrutado mucho. He tenido tiempo de tener vacaciones en casa y me ha servido para cargar pilas aunque ya se me ha olvidado (risas). También es verdad que me apetecía que llegara septiembre.

¿Qué proyectos tienes? Estoy en El Hormiguero y es una experiencia fantástica a la que no puedes decir que no, es fabuloso. Juan también trabaja con ellos como guionista. Estoy a expensas de los proyectos que van surgiendo. Ahora estoy centrada en eso, en publicidad…

No dejas de reinventarte… Hay muchos años detrás. Tengo ganas de sacar novela y estoy ya con la idea pero no me he puesto, me está costando mucho. Soy muy inquieta por naturaleza y tengo que satisfacer mis inquietudes, hacer la mayor cantidad de cosas posibles para pasarlo bien, sorprenderme… Yo no sé estar quieta.

Un matrimonio que sobrevive al paso del tiempo

Nuria Roca

Nuria Roca y Juan del Val adoran trabajar juntos.

El 6 de octubre Juan y tú cumplís la mayoría de edad de vuestro matrimonio… Sí, 18 casados y 20 juntos. Él me hizo una entrevista y a partir de ahí, mira. No somos muy de aniversarios ni de fechas en concreto. Aprecio más una sorpresa o un gesto inesperado, pero sí haremos una buena cena.

¿Qué balance haces de tu matrimonio? Son muchos años, toda una vida juntos, un camino juntos. Es muy satisfactorio porque todo lo importante lo he construido con él. Revisamos constantemente los cimientos, viendo por dónde pueden flaquear y reforzarlo. En ese sentido nosotros construimos unos cimientos muy potentes.

¿Queda tiempo para vosotros dos solos? Sí, y ahora más. Los niños son más mayores y eso te permite cierta relajación. Yo ahora empiezo a estar en otra etapa en la que también me dedico más tiempo a mi misma y eso me esta gustando.

Dijisteis que tenéis un matrimonio abierto y eso genera controversia… Mi relación abierta no es más abierta que la de cualquiera que no sepa que la tiene. Nadie pertenece a nadie, la posesión debe estar erradicada, cualquiera puede cruzarse con alguien y decidir qué hace o deja de hacer. La vida se va escribiendo cada día y dependiendo de cómo construyas tu relación y los pactos que tengas con tu pareja vas haciendo o deshaciendo. Hay cosas en la pareja que se dan por establecidas y no hay que dar nada por hecho, hay que cuestionarse. A las parejas les sucede cosas, hay que revisarlas y ratificarte o no.

¿Eso es hablar de infidelidades? Yo no he hablado de infidelidades. Las personas tienen su intimidad y dentro de ahí nadie debe entrar. La pareja y las bases de la pareja hay que cuestionarlas en una sociedad en las que las estadísticas hablan por si solas: infidelidades, separaciones… La vida no es rectilínea.

¿Perdonarías una infidelidad? Depende del caso, del ejemplo, de lo que suponga… Depende de muchas cosas, no lo sé. Lo que sí tengo claro es que tengo mis valores y mis normas dentro de la relación. Nunca compartiría una relación con otra persona. La relación en sí como está establecida hoy en día es muy difícil de conservar. Quien diga lo contrario está mintiendo.

¿El éxito de vuestro de matrimonio es esa sinceridad? Yo no cuento a mi pareja lo que se me pasa por la cabeza, tengo mi parcela y mi independencia. Ahora bien, los parámetros cambian y la gente tiene otras necesidades. Yo creo que el éxito no radica en ninguna clave sino en seguir teniendo admiración por la pareja y seguir riéndote con esa persona. A partir de ahí todo es posible. Todo va por etapas y lo importante es que ambos caminemos en la misma dirección y a la misma velocidad.

¿Os planteáis renovar votos? Si a mis hijos les hiciera ilusión… Pero ni me lo he planteado ni ellos me han dicho nada.

Déjanos tus Comentarios