¿Por qué nadie quiere vivir aquí? Te contamos qué maldición esconde esta casa

mansión

Parte de la mansión que está a la venta/ Imagen: La poule faisane.

Tal y como está el mercado inmobiliario, lo normal sería que una casa de 190 m 2 con más de 6.000 metros de parcela con grandes árboles, desaparecería del mercado nada más ser puesta a la venta. Más aún sabiendo que está en Gambais, a tan solo 40 km de París y que cuesta 450.000€. Se trata de una hermosa mansión cargada de historia.

Precisamente en esta historia es donde está el problema ya que, aunque no es un lugar oscuro, sin duda ha albergado horrores. Esta mansión fue la vivienda de Henri Landru a principios del siglo XX y esto fue lo que la condenó. Landru fue un asesino en serie que mató, por lo menos, a siete mujeres, aunque se cree que está relacionado con la desaparición de hasta once. Las retenía en este lugar, las asesinaba, descuartizaba y quemaba sus restos en la estufa. Una estufa que, según cuentan las historias, todavía sigue en la casa.

Su final fue la guillotina

henri landru

Henri Landru rodeado de imágenes de sus víctimas. Fue declarado culpable de sus crímenes.

Se considera que Henri Désiré Landru fue el primer asesino en serie francés del siglo XX. Seducía a mujeres solas, viudas desconsoladas o solteronas. Les estafaba su dinero y acababa con la vida de algunas de ellas. Quedaba con ellas y, en una libreta, apuntaba fechas, gastos, la opinión que estas mujeres le producían. También si despertaban en él el suficiente interés para poner en marcha su macabro plan.

Cuando la policía le detuvo, ni confesó, ni apenas habló. Pero utilizaron estos cuadernos en su contra. Él confesó los timos pero negó la acusación de asesinato. Fue juzgado por un tribunal y sentenciado a morir en la guillotina, lo que tuvo lugar el 25 de febrero de 1922. 

Déjanos tus Comentarios