Los 4 músculos que deberías estirar después de cada entrenamiento

Los 4 músculos que deberías estirar después de cada entrenamiento

Los estiramientos son una parte necesaria a la hora de realizar un entrenamiento correcto. Los llamados estiramientos dinámicos son los que más se recomiendan para el calentamiento. ¿El motivo? Que implican una mayor actividad muscular, coordinación y agilidad.

Pero una vez finalizada tu sesión de entrenamiento, es momento de pasar a los llamados estiramientos estáticos, los de siempre. De esta manera, reduces la tensión en las fibras musculares y contribuyes a que se relajen en menor tiempo.

Los 4 músculos que deberías estirar después de cada entrenamiento

Aunque hay una serie de estiramientos que son muy populares, como el de los cuádriceps o los gemelos, existen ciertos músculos que siempre nos dejamos en el tintero y que sin embargo se sobrecargan con facilidad. Sobre todo en deportes tan practicados como el running, el ciclismo, el fútbol o el baloncesto.

Es por eso que desde Vanir, marca de complementos alimenticios prémium y expertos en rendimiento deportivo, nos indican algunos de los músculos que siempre deberíamos tener en cuenta a la hora de estirar.

Los 4 músculos que deberías estirar después de cada entrenamiento

1. Sóleo

Es un músculo postural muy potente ubicado debajo y detrás de los gemelos, vital para caminar y correr. Sin la existencia de este músculo, el cuerpo caería hacia delante. Su estiramiento es similar al de los gemelos, al que hay que añadir una flexión de rodilla.

2. Psoas ilíaco

Se encuentra en la parte anterior del muslo y está unido a la cavidad abdominal. Es el principal músculo flexor de la cadera y la sobrecarga es muy frecuente en corredores, con lo que es muy importante incluirlo en nuestro paquete de estiramientos.

3. Glúteo medio

Este músculo se encarga de la elevación lateral de las piernas, e influye en la estabilidad de la pelvis. Cuando este músculo está débil o sobrecargado, las rodillas alteran su orientación; lo que puede ocasionar problemas tanto en éstas como en los tobillos.

4. Abdominales

La obsesión por lograr la tableta de chocolate lleva a muchos aficionados al fitness a ejercitar la zona abdominal en exceso, corriendo el riesgo de sobrecargarla. Como cualquier otro músculo, los abdominales también deben estirarse para lograr una correcta tonificación y evitar contracturas.

Los consejos de un profesional

Recuerda que cualquier tipo de estiramiento debe ser controlado y relajado. Es mejor no hacerlo a una intensidad muy alta, especialmente si la musculatura está muy congestionada; por ejemplo, después de una sesión de pesas. Además de la fase de estiramientos, también puedes contribuir a la recuperación muscular mediante la toma de un complemento alimenticio orientado al rendimiento que te ayude a afrontar tu próximo entrenamiento en plena forma.

Martín Fiz, atleta que recientemente ha ganado la Maratón de Londres y embajador de Vanir, destaca cómo le han ayudado los complementos en su rutina. “A los 15 días noté en los entrenamientos que mis piernas estaban más fuertes; y el tiempo de recuperación de grandes esfuerzos pasó de 2 días a unas 30 horas“, cuenta.

Déjanos tus Comentarios