Multimasking: qué es y en qué consiste esta técnica de belleza

Multimasking: qué es y en qué consiste esta técnica de belleza

Descubre qué es el multimasking, la nueva técnica de belleza que arrasa.

Prácticamente el 100% de las pieles tienen diferentes necesidades según la zona del rostro. Según los expertos, es raro encontrar un cutis que muestre, exclusivamente, las características de uno de los tipos de piel que establecen la mayor parte de los cosméticos; estas son las conocidas por todos: normal, grasa, seca o sensible.

Y es que, por lo general, casi todas las pieles son mixtas; y, además, en cada área tienen unas necesidades concretas. Por una parte, las mejillas tienden a ser más sensibles y a estar más deshidratadas; y son, a menudo, propensas a la descamación (especialmente durante el invierno, debido a los cambios de temperatura, a la sequedad y al viento).

Multimasking: qué es y en qué consiste esta técnica de belleza

Multimasking: qué es y en qué consiste esta técnica de belleza

La zona T -que incluye frente, nariz y barbilla-, suele combinar un exceso de grasa, poros dilatados e impurezas. Mientras que en el contorno de ojos, así como en la zona que rodea a los labios, la piel es mucho más fina y delicada que en el resto del rostro. ¿Por qué usar la misma mascarilla para todas esas zonas, siendo tan diferentes entre sí?

Multimasking, una tendencia que viene de Asia

Es por este motivo que el multimasking, el término anglosajón que define el uso simultáneo de diferentes mascarillas en distintas partes de la cara, ha arraigado con fuerza en Occidente. Esta combinación de diferentes tipos de mascarillas aporta a cada zona concreta del rostro los activos que requiere para satisfacer sus necesidades y sus exigencias concretas

Multimasking: qué es y en qué consiste esta técnica de belleza

Multimasking: qué es y en qué consiste esta técnica de belleza.

Así, el mustimasking evita someter al resto de la piel a un tratamiento que no solo no necesita; sino que podría, incluso, perjudicarla. Sería, por ejemplo el caso de las mascarillas purificantes y astringentes que absorben el sebo. Aunque sean buenas en unas zonas, en otras pueden resecar y deshidratar en exceso las partes más sensibles; como el contorno de los labios o las mejillas.

En el mercado encontramos, además, una gran variedad de productos específicos para llevar a cabo esta técnica. Algo que, por cierto, podemos hacer de forma cómoda en nuestra casa. Así que ya sabes, si no te acaba de convencer el usar solo una mascarilla, ¿a qué esperas para probar esta técnica?

Dejanos tus Comentarios