Las claves para usar tu móvil de manera responsable

El móvil se ha convertido en un fiel compañero.

Los nuevos teléfonos móviles han hecho que nuestra vida cambie de manera radical. De hecho, los smartphones se han convertido en parte esencial de nuestro día a día. Son imprescindibles y las facilidades que nos aportan son infinitas. Eso sí, un mal uso de estos dispositivos pueden transformar las ventajas en inconvenientes. Por eso, desde Wiko han hecho un estudio en cuyos resultados queda reflejado que muchos españoles tienen dependencia de su terminal. Así, nos ofrecen las claves para hacer un uso responsable.

Fijar límites

Es muy importante establecer un máximo de tiempo de uso. Eso sí, no solo entre los más jóvenes sino también entre los adultos. Es importante que los más pequeños de la familia vean cómo sus padres racionalizan el tiempo que pasan frente a la pantalla para que ellos adquieran esta misma conducta responsable.

Evita el teléfono durante comidas o reuniones

Esta escena es ahora la habitual en comidas, reuniones…

No solo es importante poner un límite al tiempo, sino también a los momentos. Ver el terminal sobre la mesa cuando estamos comiendo, tomando algo en un bar o trabajando se ha convertido en una escena más que habitual. En los momentos de ocio, aptos para relacionarte con otras personas, se debe dejar a un lado el teléfono o, directamente, apagarlo para no tener la tentación de mirarlo cuando escuchas una notificación. Esta sencilla acción te permitirá desconectar y disfrutar de la compañía.

Desactiva algunas notificaciones en horario laboral

Son muchos los que están pendientes del móvil durante su jornada laboral, algo que da lugar a distracciones al ver cómo la pantalla de nuestro terminal se enciende según va recibiendo notificaciones. Durante el tiempo que estás trabajando, prueba a desactiva las notificaciones. Eso hará que pases menos tiempo con el teléfono y también que evites una llamada de atención por parte de los jefes al ver cómo no das el 100%.

Recupera las llamadas de teléfono

Las llamadas de teléfono ya son escasas.

Lo cierto es que la mensajería instantánea ha cambiado totalmente nuestra forma de comunicarnos. Ahora recurrimos a la facilidad que aportan aplicaciones como Whatsapp o Telegram. Pero esto también hace que dediquemos mucho más tiempo a gestiones que podríamos solucionar mucho más rápido con una simple llamada. Recuperar esta costumbre te permitirá ahorrar tiempo, comunicarte de manera más efectiva y condensar el contenido de varios mensajes.

Deja el móvil en casa

Estamos tan acostumbrados a llevar el móvil con nosotros que es difícil pensar en salir a la calle sin
él. Sin embargo, intentar dejar el teléfono a un lado, escondido en la guantera del coche o directamente en casa cuando realizamos ciertas actividades cotidianas como ir a la compra o hacer deporte, puede ayudarte a concentrarte más en lo que estás haciendo. Si además lo haces en compañía de gente que quieres, ¿qué más puedes necesitar? Anímate a desconectar durante unos minutos.

Déjanos tus Comentarios