El motivo por el que los británicos están molestos con Meghan Markle

El motivo por el que los británicos están molestos con Meghan Markle

En cada acto público, Meghan Markle nos cautiva con sus estilismos.

Meghan Markle es objeto de todas las miradas desde que tuviera lugar su compromiso con el príncipe Harry. Pero, a pesar de haberse ganado el cariño de todos los británicos, no es oro todo lo lo que reluce. Según parece, el pueblo ingles no está nada contento en lo que respecta a sus elecciones en cuestiones de moda.

El tema terminaba por estallar entre los británicos cuando esta semana Meghan Markle visitaba por primera vez su ducado, Sussex. El vestuario de la duquesa no contaba con ninguna prenda con sello británico. Y poco han tardado en compararla con Kate Middleton, tal y como comentan en Vanitatis.

Meghan Markle tiene debilidad por las marcas estadounidenses

El motivo por el que los británicos están molestos con Meghan Markle

La duquesa de Sussex volvió hacer gala de su elegancia con este look.

El vestuario elegido por Meghan para esta visita tan especial a Sussex era de lo más estiloso: abrigo de Emporio Armani, camisa de la firma sueca & Other Stories, falda de la alemana Hugo Boss y bolso de la diseñadora uruguaya, Gabriela Hearst. La duquesa ha demostrado, una vez más, que siente predilección por las firmas internacionales.

Esto es algo que los británicos no han visto con buenos ojos. Además de sentirse orgullosos de sus raíces y de su monarquía, la moda también es un tema importante para ellos. Al pueblo inglés le gustaría que la mujer del príncipe Harry luciera firmas patria. La idea sería que se convirtiera en embajadora de la moda de su querido país.

Kate Middleton le gana la batalla

El último triunfo que a Meghan Markle le queda por conquistar.

Kate apuesta normalmente por firmas británicas con las que luce un estilo más conservador.

Todo lo contrario que Kate Middleton, con la que se le ha comparado en numerosas ocasiones desde que se convirtió en un miembro más de la familia real. La duquesa de Cambridge es muy fiel a la moda británica y tiene predilección por sus zapatos y bolos. Entre sus marcas favoritas encontramos Alexander McQueen o Jenny Packham.

La debilidad de Meghan por las marcas estadounidenses es una realidad. Este no deja de ser su país de nacimiento. La gran mayoría de sus estilismos lo conforman prendas americanas como Ralph Lauren. Pero también apuesta por las francesas, Dior, e italianas como Prada. El resultado es sorprendente, solo el 12% de sus prendas pertenecen a firmas británicas.

Déjanos tus Comentarios