Mónica Cruz: «Es difícil aguantar a alguien a estas alturas»

La actriz Mónica Cruz durante la presentación de Velvet Colección.

La actriz Mónica Cruz está imparable. A su reciente incorporación a Velvet Colección -se estrena en la serie de Movistar+ interpretando a Carmela, una bailaora de flamenco; esto le ha permitido combinar sus dos pasiones: baile y actuación- hay que sumar su colaboración en El Hormiguero. Abierta al amor, vive centrada en su trabajo y en su pequeña. Hablamos con ella sobre sus proyectos y cómo los compagina con la educación de su hija, Antonella.

¿En quién te has inspirado para interpretar el personaje de Carmela?

En Lola Flores y Carmen Amaya. Me paso todo el tiempo hablando alto, gesticulando. Es un personaje que da mucho de sí y no pasa desapercibido.

Mónica Cruz caracterizada como su personaje en la serie Velvet Colección/ Cortesía de Movistar+.

¿Cómo compaginas el rodaje de la serie, tantas horas de trabajo, con la maternidad?

Este verano me he organizado enviando a mi hija a campamentos. Ahora empieza ya a ir al cole y, afortunadamente, tengo ayuda en casa.

¿Tu hija Antonella sigue tus pasos?

Sí, le encanta el baile y el flamenco.

«En este Velvet, mi papel de bailarina tendrá gran repercusión. No pasa desapercibido», afirma la hermana de Penélope Cruz. 

Entras también como colaboradora en El hormiguero

Todo surgió porque hablé con Pablo Motos de colaborar con él haciendo algo dirigido hacia el universo femenino. Y de ahí surgió mi sección, Mónica cool, en la que doy clases prácticas de glamour. Me gustaría ampliarla hablando de la realidad de la mujer, que no tiene nada que ver con lo que nos venden…

Se puede decir que ya has vuelto de lleno al trabajo.

Cuando tuve a mi hija no sabía cómo enfrentarme a la maternidad sin descuidarla. Por eso decidí dejar de trabajar. Tuve la posibilidad de hacerlo y ahora, de forma natural, es ella la que me aconseja volver al trabajo feliz.

Mónica Cruz y su hija Antonella durante sus últimas vacaciones.

¿Nunca te has sentido atada?

No. Mi familia me decía que saliera a cenar con amigas, pero al ver a mi hija tan pequeña, no me apetecía. Pasa todo tan rápido que no he querido perderme nada de su crecimiento. Ha sido una suerte poder vivirlo, pero creo que las madres necesitamos más ayudas públicas para poder hacer eso, porque los niños nos necesitan.

¿Te planteas un segundo hijo?

Antes decía que cuando Antonella tuviera tres años, iría a por otro. Pero ha llegado ya y se me ha pasado tan rápido que ni me he enterado. De momento, ni me lo planteo.

¿Tienes necesidad de amor?

Esas cosas no se pueden planificar. Te llegan o no te llegan. No es algo que me plantee porque no paro de trabajar, pero tampoco me cierro a nada. Eso sí, creo que es difícil aguantar a alguien a estas alturas, que no sea mi hija (risas).

Déjanos tus Comentarios