3 cosas de las monarquías europeas que admiramos

Los reyes Felipe y Letizia posan con sus hijas en Marivent

Don Felipe y doña Letizia durante el tradicional posado junto a sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, en Mallorca.

La vuelta al colegio y el «no posado» de las herederas al trono español ha llamado mucho la atención. Y es que lo habitual en las monarquías europeas es dejar que los fotógrafos puedan captar una instantánea de los pequeños en su primer día de cole.

Así lo vimos, por citar algunos ejemplos, con los hijos de Federico y Mary de Dinamarca o el príncipe George, el retoño de los duques de Cambridge. El rey belga, Felipe, también acompañó a sus hijos.

Primer día de colegio (y lágrimas) para los hijos de Federico y Mary de Dinamarca

Una imagen del primer día de colegio de los hijos de Federico y Mary de Dinamarca

Sin embargo, esto no es en lo único en lo que la corona española se diferencia del resto de las monarquías europeas. Hemos querido hacer un repaso de todas aquellas cosas en las que nos diferenciamos y en las que, dicho sea de paso, no nos importaría parecernos un poco más.

1. Presencia

El hermetismo con el que la Casa Real trata a la futura heredera al trono español es sorprendente. Es cierto que las hijas de los reyes son menores de edad y por encima de la curiosidad ciudadana está el derecho a la intimidad de las niñas; un deseo de sus padres para que puedan llevar una vida lo más normal posible.

Los duques de Cambridge llegan a Polonia

Los duques de Cambridge llegando a Polonia con sus hijos.

Sin embargo, si comparamos la presencia de Leonor y Sofía en la vida pública con otros herederos europeos, salimos perdiendo. Los duques de Cambridge, por ejemplo, no dudan en llevar a sus hijos a los viajes oficiales que protagonizan, como a Canadá o Polonia. Sin embargo Felipe y Letizia nunca lo hicieron con la princesa y la infanta.

2. Naturalidad

Siempre se ha destacado como una de las cualidades del Rey emérito su campechanía; sin embargo, en los monarcas actuales la cosa es diferente. La profesionalidad es su cualidad más fuerte y por ello echamos de menos brotes de espontaneidad como los de Máxima de Holanda o los de la duquesa de Cambridge, que derrochan simpatía allá por donde van. ¿Protocolo? ¿Forma de ser?

3. Vacaciones familiares

los reyes Carlos Gustavo y Silvia se fueron a Saint Tropez

Los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia de vacaciones en Saint Tropez.

Las cosas en la monarquía española son completamente diferentes que en el resto de las monarquías en lo que a vacaciones se refiere. Una prueba de ello son las vacaciones familiares que podemos ver en la familia real sueca. Victoria, Carlos Felipe y Magdalena sacan unos días en verano para pasarlos junto a sus padres y sus parejas todos juntos y posan ante la prensa. Además, no tienen problemas en dejarse fotografiar en sus viajes privados.

En el caso patrio, mucho se habló de la brevedad del posado de los reyes y sus hijas en Marivent. Además, raro es el año en que se consigue juntar a todos los nietos de la reina Sofía; el tema de juntar a sus hijos es un caso a parte.

Déjanos tus Comentarios