Mila Ximénez y su monumental cabreo en GH VIP 7

Antes incluso de que comenzara su concurso, Mila Ximénez ya estaba enfadada con GH VIP 7. / Mediaset.

Antes incluso de que comenzara su concurso, Mila Ximénez ya estaba enfadada con GH VIP 7. / Mediaset.

Mila Ximénez es una fuerza de la naturaleza. Cada tarde que pasa en Sálvame lo demuestra, peleando y defendiendo su postura pese a quien le pese con una vehemencia que pocas otras veces se ha visto en televisión. Ella pone toda la carne en el asador y no parece que su paso por GH VIP 7 vaya a ser diferente. 

Mila ha protagonizado la entrada en la casa más peleada de la historia. El programa le pedía que accediera al que será su hogar las próximas semanas a través de una gatera. Esto provocaba un gran enfado en Ximénez, quien se negaba rotundamente y empezaba su concurso con un gran cabreo, pero también con una victoria. 

El cabreo de Mila Ximénez le da la victoria

De momento, Mila Ximénez no parece muy feliz. / Mediaset.

De momento, Mila Ximénez no parece muy feliz. / Mediaset.

«¡Yo no entro por la gatera, porque no me da la gana!», decía airada Mila. «Me voy a estropear la espalda y se me va a desplazar el balón gástrico. ¡Yo no entro reptando!». Sin duda la periodista tenía sus motivos para no dar su brazo a torcer.

Tal vez por eso el programa decidió darle la razón y la dejaron entrar por la puerta. O puede que fuera porque en la televisión el ritmo es importante, tenían muchos concursantes todavía por presentar y les parecía que era el momento de seguir adelante. De todas formas, esto no pareció mejorar el humor de Mila, las sorpresas desagradables no habían hecho más que empezar.

«Mañana mismo me voy de aquí»

Mila no tiene buen carácter y en la primera noche de concurso ya ha quedado claro. / Mediaset.

Mila no tiene buen carácter y en la primera noche de concurso ya ha quedado claro. / Mediaset.

Como hemos comentado, todavía quedaban disgustos por descubrir. Una vez que accedió a la casa, por la puerta, Mila veía que en realidad se encontraban en un bunker, allí tendrían que resguardarse todos a petición del programa y permanecer encerrados y sin privilegios. No hay camas para todos, no hay agua… y Mila no está dispuesta a tolerar esto.

«Mañana mismo me voy de aquí», exclamaba enfadada de nuevo y provocando, de forma involuntaria, que el presentador se relajara. «Bueno, por lo menos no has dicho que ahora mismo, así que ya veremos». Mila es conocida por su fuerte carácter por lo que no es nada extraño que, ante una situación que no le gusta, reclame lo que cree que merece. Habrá que ver si GH VIP se le hace más duro que Supervivientes, donde casi llegó hasta el final.

Déjanos tus Comentarios