Mila Ximénez y Kiko Matamoros: continúan los reproches

Mila Ximénez y Kiko Matamoros

Parecía que el enfrentamiento entre Mila Ximénez y Kiko Matamoros se había acabado, pero no es así/ Telecinco.

Parecía que la guerra entre Kiko Matamoros y Mila Ximénez había llegado a su fin desde que el ya excolaborador abandonara Sálvame; o, por lo menos, se habían terminado los reproches en directo. Pero nada más lejos de la realidad: el enfrentamiento entre ambos sigue, a todas luces, en su punto más álgido.

Y es que el contencioso judicial que Makoke, mujer de Matamoros, mantiene con Mila es el foco de la polémica. Ayer, una llamada en directo de Kiko al programa de La Fábrica de la Tele puso sobre la mesa todos los problemas que, a día de hoy, quedan sin resolver entre ellos.

Los dimes y diretes de Mila Ximénez y Kiko Matamoros

Según afirma Kiko, su mujer estaba más que dispuesta a enterrar el hacha de guerra con Mila; y es que Makoke le propuso a la compañera de su pareja retirar la demanda. Sin embargo, según afirma Ximénez, todo ello era a cambio de firmar un documento en el que se comprometía a no volver a hablar de ella y a pagar las costas judiciales; algo a lo que la colaboradora no estaba dispuesta.

Kiko Matamoros

Telecinco.

«La que no ha dicho la verdad eres tú, hay que poner las cartas encima de la mesa», le dijo Kiko por teléfono en su intervención, levantando de nuevo la tensión. «Yo he puesto mi verdad encima de la mesa. Mientes o te mienten, llama a tu abogado», respondía ella enfadada.

También habló con Belén Esteban

Mila no fue solo el objetivo de la llamada de Kiko. Y es que el marido de Makoke también tuvo una conversación con la de San Blas. Eso sí, en el caso de Belén, ambos se mostraron mucho más dialogantes; y eso que sus enfrentamientos fueron continuos en plató. «Tengo que reconocer que agradezco no tener enganchadas contigo, pero te deseo de corazón que seas feliz», le dijo ella; a lo que él contestó que: «Gracias, te deseo lo mismo (…) No quiero tener un mal recuerdo tuyo ni nada por el estilo».

Antes de despedirse, Kiko Matamoros también quiso dejar claro que su marcho de Sálvame ha sido una decisión tomada por él, no provocada por los jefes. «No me ha echado nadie, se me requirió para que tomara otra decisión, entiendo que eso no es irse por la puerta de atrás», explicó.

Déjanos tus Comentarios