La historia de amor de Michu y José Fernando

José Fernando en homenaje a su madre

El polémico regreso de Michu a la vida de los Ortega Mohedano

Es, sin duda alguna, una de las protagonistas del verano al hacerse público que será la madre del primer nieto de José Ortega Cano. Michu volvía a irrumpir en la crónica social hace solo tres meses, cuando José Fernando y ella retomaban su relación. Una segunda oportunidad con la que la familia del joven no está de acuerdo ya que piensan de ella que «no trae nada bueno», que se aprovecha del buen corazón del hijo de Rocío Jurado y que es mala influencia. Por eso, a ninguno de los Ortega Mohedano les ha sentado bien saber que viene un bebé en camino. De hecho, tanto el diestro como Gloria Camila niegan las palabras de José Fernando en Semana y aseguran que se han enterado de esta próxima llegada mediante la prensa.

Michu y José Fernando se conocieron hace tres años en una discoteca y califican o suyo de flechazo. Ambos comenzaron a salir pero la historia no pudo durar más de seis meses porque el joven entró en prisión preventiva por agresión, robo e incendio de un vehículo tras un incidente en un club de alterne. Un encierro que provocó que la joven, de 24 años y nacida en Arcos de la Frontera, aprovechara para rentabilizar su romance en los platós de televisión. Concretamente en Sálvame contó que José Fernando había sido agresivo con ella y adicto a las drogas. Además, su madre entró telefónicamente en el programa para contar que ésta había sido maltratada.

Michu en Sálvame

Un rehabilitación que cambió casi toda su vida

Tras esto, nada se volvió a saber de Michu, quien está haciendo en la actualidad un curso de recepción de alojamientos después de trabajar desde los 14 años, sobre todo como camarera. Después de que José Fernando saliera de prisión, ingresó en un centro de desintoxicación y, una vez recuperado, retomó el contacto con la joven, a quien parece que no ha podido olvidar a pesar de haber tenido tras ella otras relaciones. De hecho, no descartan pasar por el altar, aunque aseguran que, de hacerlo, sería una boda completamente privada.

 

 

 

 

Déjanos tus Comentarios