Michelle Obama impacta con su modelo de Versace en una cena en la Casa Blanca

Michelle Obama, la primera dama estadounidense, deslumbra con su modelo de Versace durante su última cena de gala en la Casa Blanca

Michelle y Barak Obama junto a Matteo Renzi y su mujer

Porque ella puede. Michelle Obama, a punto de acabar para siempre con sus labores como primera dama, quiso despedirse a lo grande y apareció en la última cena de gala que daba en la Casa Blanca con un impactante modelo de Versace. La esposa de Barak Obama hacía así un guiño al presidente italiano, Matteo Renzi, y su esposa, Agnese Landini, invitados de honor en dicha cena, escogiendo a la casa de moda milanesa para vestirse.

En tonos bronce y línea sirena, largo y ajustado, con drapeado en la cintura y escote asimétrico, el modelo eclipsó al de su homónima italiana y a los de la mayoría de las invitadas. Y Michelle lo defendió como si de una top model se tratara.

«Lo mejor para el final»

Así definió el presidente estadounidense Barak Obama esta cena de gala, la última que se celebrará durante su mandato, a punto de concluir, pues el martes 8 de noviembre se celebran elecciones presidenciales y será Hillary Clinton como candidata demócrata, o Donald Trump como republicano, el nuevo habitante de la Casa Blanca.

“Dejamos lo mejor para el final”, dijo Obama en su brindis antes de la cena a la que fueron invitadas unas 400 personas, entre ellas artistas como el humorsita Jerry Seinfield, deportistas como el expiloto de carreras, Mario Andretti, o políticos como Nancy Pelosi, estos dos últimos de origen italiano.

Los tomates de Michelle Obama

Obama no detuvo aquí sus delicadezas para con el mandatario italiano, pues en su discurso añadió que  la democracia estadounidense «ha sido bendecida con un toque de Italia». Se refería, como hizo saber a todos los invitados, a que el monumento a Lincoln y la cúpula del Capitolio son obra de italianos. El presidente de Estados Unidos terminó su alocución brindando, junto a Michelle por una «duradera alianza» entre ambos países.

arak y Michelle Obama en última cena de gala de Casa Blanca

En su brindis de agradecimiento, Renzi se refirió a un discurso que dio la primera dama la semana pasada en New Hampshire, en el que criticó al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, por presumir en el polémico vídeo realizado en el 2005 de una actitud sexualmente agresiva hacia las mujeres.

«Michelle, tus tomates son estupendos. Pero tras las últimas semanas, permíteme ser franco, tus discursos son mejores que tus tomates», dijo Renzi.

Un menú de inspiración italiana

El equipo de cocineros de la Casa Blanca también quiso poner su granito de arena en el homenaje a Renzi y su esposa, y eligieron un menú de raviolis de batata con mantequilla tostada y salvia, ensalada tibia de calabaza y un primer plato de rollos de ternera -un plato clásico italiano- servido con grelos. El postre fue una crostata de manzana verde -especie de tartaleta italiana- servida con helado italiano.

Un menú con reminiscencias de platos italianos tradicionales pero que también resultan familiares en Estados Unidos, donde los descendientes de inmigrantes italianos se cuentan por centenares de miles y donde la gastronomía italiana se encuentra bien implantada. Para elaborar algunas de las recetas se emplearon ingredientes del huerto ecológico de la primera dama como las batatas o las hierbas aromáticas.

Gwen Stefani como broche de oro

La cantante Gwen Stefani, descendiente de italianos, abrió el espectáculo tras la cena con su éxito «The Sweet Escape» (escuchar vídeo) mientras su novio, la estrella del country Blake Shelton, se encontraba entre el público como espectador. Tras su primera canción, la artista habló sobre su padre italo-estadounidense y demostró su emoción por encontrarse en tan emblemático lugar y en compañía de tan destacados invitados declarando que aún estaba intentando «averiguar cómo llegué aquí», refiriéndose a la cena.

Déjanos tus Comentarios