Michavila y Alejandra Salinas, felices en la nieve

Michavila y Alejandra Salinas, felices en la nieve

Michavila y Alejandra Salinas comenzaron a salir hace algo menos de un año.

Reservados y esquivos con la prensa, son contadas las ocasiones en las que José María Michavila y Alejandra Salinas Harnden se dejan ver juntos en público. Sin embargo, su relación sentimental marcha viento en popa. Como muestra, las imágenes tomadas durante una reciente escapada de la pareja a Baqueira que te enseñamos en el pasado número de LOVE.

Ajenos a las miradas curiosas, sin esconderse; demostraron estar más unidos y enamorados que nunca. Tras casi diez meses de relación sentimental, todo apunta a que la aristócrata ha logrado ocupar un lugar fundamental en la vida de Michavila.

Alejandra y Michavila, viaje en familia

La romántica escapada familiar de Michavila y Alejandra Salinas, portada de LOVELa romántica escapada familiar de Michavila y Alejandra Salinas, portada de LOVE

La romántica escapada familiar de Michavila y Alejandra Salinas, portada de LOVE

Alejandra y el exministro no disfrutaron solo de planes para dos. Todo lo contrario. Estuvieron muy bien acompañados por sus respectivos hijos. Cabe recordar que José María Michavila tiene cinco; son fruto de su matrimonio con Irene Vázquez, el amor de su vida, que falleció en noviembre de 2013 tras sufrir una hemorragia cerebral. Tan solo dos semanas antes, había dado a luz a un niño al que llamaron Juan. Precisamente, del benjamín de la familia, que ya tiene cuatro años, estuvo muy pendiente Alejandra. El pequeño empieza a dar sus primeros pasos en el deporte blanco; al igual que en su día lo hicieron sus cuatro hermanos y su padre.

Por su parte, la exmodelo en 2002 contrajo matrimonio en Sevilla con Diego de Mora-Figueroa y de Iturbe. Y es madre de dos hijos adolescentes: Gaspar y Dagmar. Entre ambos miembros de la pareja suman siete hijos; y, por fortuna para sus padres, parecen haber congeniado muy bien.

Una relación que se consolida

José María Michavila en la pasada Feria de Abril en Sevilla.

A pesar de no estar solos, en sus días de nieve no han faltado entre Alejandra y Michavila románticos besos, confidencias y sonrisas; además de miradas repletas de complicidad. El tiempo en familia incluyó horas de esquí y comidas acompañados por los niños. Volcada en su labor solidaria al frente de la Fundación Declausura, Alejandra parece haber llegado a la familia Michavila para quedarse.

Dejanos tus Comentarios