Menorca se viste de blanco: Sergio Llull se casa con Almudena Cánovas

sergio-almu-boda

Los novios, ya convertidos en marido y mujer

El jugador de baloncesto Serguio Llull y su novia, Almudena Cánovas, se han dado el «sí, quiero» rodeados de familiares y amigos en Mahón, tierra que vio nacer al deportista hace ahora 29 años.

Una romántica ceremonia que no ha querido perderse nadie, ni sus compañeros del Real Madrid, ni los de la Selección española de baloncesto, ni, por supuesto, los centenares de curiosos que no quisieron perderse uno de los enlaces más esperados en la isla.

Nadie quiso faltar

El novio llegó a la iglesia de Santa María de Mahon en compañía de su madre, la madrina. Para evitar problemas, la zona había sido cortada al tráfico ya que la expectación era grande. Todo el mundo quería ver a las estrellas del baloncesto.

sergio-madrina

Y ellos no fallaron. Mientras esperaban la llegada de la novia, fueron desfilando rostros tan conocidos como los de los hermanos Gasol, Pau y Marc, que llegaron junto a sus parejas. O compañeros de equipo de Sergio como Rudy Fernández, que acudió junto a su mujer Helen Lindes pero sin el pequeño Alan, al que dejaron con sus abuelos para disfrutar de la fiesta sin preocupaciones.

 

Para volverse a casar… a qué si @rudy5fernandez?? 😂😂😂 #quebonito #espectacular #bodasergiyalmu #menorca 👗 @rosa_clara

Una publicación compartida de Helen Lindes Griffiths (@helenlindesgrif) el

Tampoco faltaron amigos de la pareja como los cómicos Dani Martínez y Canco Rodríguez, o el futbolista Muniaín.

Felicidades pareja!! Una boda increíble! A&S #vivanlosnovios #bodorrio #almu #sergi

Una publicación compartida de Rudy Fernandez (@rudy5fernandez) el

La novia llegó radiante y un poco nerviosa, en compañía del padrino y luciendo un vestido blanco con larga cola, diseñado por Helena Mareque. Destacaba el lazo negro que llevaba a la cintura y los bordados del escote. Para este día tan especial, Almudena optó por llevar un look muy natural que resaltaba su propia belleza y el cabello suelto con unas ondas ligeras y una discreta corona de flores.

almudena-traje

Dos días de fiesta

Previo al enlace, la pareja quiso convidar a sus invitados a una fiesta en Cala Tirantt. Todos debían ir vestidos de blanco y nadie se saltó el dresscode. Los invitados pudieron disfrutar de esta doble celebración donde no faltaron las risas, los bailes y las fotos para el recuerdo, que algunos invitados quisieron compartir a través de las redes sociales.

 

 

Déjanos tus Comentarios