El motivo por el que el príncipe Harry y Meghan Markle retrasan su mudanza

Duques de Sussex

El príncipe Harry y Meghan Markle tendrán que esperar unas semanas para mudarse a su nuevo hogar.

El príncipe Harry y Meghan Markle tenían previsto mudarse a finales de marzo a la que será su nueva residencia en Frogmore Cottage, un palacete del siglo XVIII en Windsor, Londres. Sin embargo, parece que la obra se está alargando y la mudanza tendrá que ser dentro de unas semanas.

Los duques de Sussex llevan tiempo planeando el traslado y ya han invertido más de 3,5 millones de libras en su nueva residencia. En la actualidad viven en el palacio de Kensington, en un apartamento cercano al de los duques de Cambridge.

El motivo que retrasa la mudanza

Duques de Sussex

El palacio de Kensington donde residen los duques de Cambridge y los duques de Sussex.

La obra parecía estar llegando a su fin en Windsor, pero falta por terminar algo imprescindible para el bienestar de los duques de Sussex. Se trata de la insonorización de toda la vivienda, que costará unas 50.000 libras (unos 60.000 euros).

El palacete está a 20 kilómetros del aeropuerto de Heathrow y el ruido de los aterrizajes y despegues de los aviones es constante, razón por la que la casa requiere ser insonorizada. En una ocasión la mismísima reina Isabel II afirmó que el sonido era insoportable.

Una casa a medida para Harry y Meghan Markle

Duques de Sussex

Los duques de Sussex se casaron el año pasado y ahora están a punto de convertirse en padres de su primer hijo.

El príncipe Harry y Meghan Markle han estado muy pendientes de la reforma de la casa donde crecerán sus hijos. Han querido elegir cada detalle de la reforma y el diseño. El hogar contará con cinco habitaciones, cada una con baño propio. Como curiosidad, la estancia del futuro bebé estará pintada con tinte vegano. Además el palacete, contará con un precioso salón con chimenea y un estudio particular de yoga para que la duquesa de Sussex continúe con su práctica.

Los duques de Sussex son conscientes de que los recursos naturales del planeta se están acabando y han querido adaptar todos los sistemas de la casa para que sean menos perjudiciales para el medio ambiente. Seguro que el príncipe Harry y Meghan Markle estarán muy a gusto en su nueva vivienda hecha a medida para la familia que están formando.

Déjanos tus Comentarios