Meghan Markle, ¿se ha convertido en la preferida de Isabel II?

Meghan Markle

Meghan Markle ha mostrado gran admiración por la Reina.

Casarse con el príncipe Harry era solo el principio. Poco a poco Meghan Markle va consiguiendo hacerse un hueco en el corazón de todos y cada uno de los británico. Por suerte para ella ya parece ocupar un lugar especial en el de la mujer más importante en la vida de su marido. Por lo menos lo fue hasta que apareció ella.

Isabel II está encantada con ella. La Reina parece que ha aceptado con alegría la presencia de Meghan en la familia. Y eso que la exactriz no las tenía todas consigo. Es de dominio popular que el príncipe Harry es uno de los preferidos por su abuela, por lo que podía no haberse tomado del todo bien la presencia de otra mujer en su vida. Sin embargo no ha sido así, de hecho ha sido todo lo contrario.

Viajar en Tren Real

Meghan Markle

La reina Isabel ha invitado a Meghan Markle a viajar con ella en el Tren Real.

Hace pocas horas Meghan afrontó su primer acto oficial en solitario junto a la reina Isabel II. Juntas han viajado hasta Runcorn, en Cheshire. Un viaje que desde Londres podría hacerse en apenas dos horas. Pero, a bordo del Tren Real donde han viajado, les ha llevado gran parte de la noche. La velocidad que lleva este tren es ligeramente inferior a la normal, para que los pasajeros puedan descansar. Además tiene dos locomotoras, que se van turnando, y dos vagones. Uno llamado príncipe Guillermo y otro príncipe Harry. ¿Cuál habrá escogido Meghan?

Desplazarse en este tren es casi habitual para la Reina. A sus 92 años, prefiere viajar cómodamente y sin prisas. Pero no tanto para el resto de la familia, por ejemplo, la duquesa de Cambridge nunca ha tenido oportunidad de viajar en él.

Otros ejemplos de favoritismo 

Meghan Markle

Meghan y la Reina compartiendo confidencias. ¿Qué le estará contando?

No es la primera vez que se hace una excepción con Meghan. Recordemos que ya durante la Navidad pudimos observar claros signos de que el férreo protocolo se estaba relajando. Meghan fue invitada a la comida navideña de Isabel II en Buckingham. Hasta la fecha, la Reina siempre había esperado a después de la boda para invitar a las parejas de sus familiares.

La gran química entre Meghan y la Reina ha quedado patente gracias a este viaje. Si durante el Tropping the Colour fue Harry quien se ocupó de ayudar a su mujer con el protocolo real, esta vez ha sido Isabel II quien se ha encargado de hacer sentir cómoda a Meghan. Ante las dudas de Markle sobre quien tenía que acceder antes al vehículo, la reina no ha dudado en señalarle a quien le tocaba subir. Durante el resto de la jornada la complicidad entre ellas fue más que evidente. Se las pudo ver charlando animadamente y riendo entre ellas. Algo que seguro que ha hecho muy feliz al príncipe Harry.

Déjanos tus Comentarios