Meghan y Harry blindan el nacimiento de su bebé

Harry y Meghan Markle

Meghan Markle y el príncipe Harry quieren vivir el nacimiento de su hijo en la intimidad.

Meghan Markle y el príncipe Harry tienen bastante claro cómo quieren que se desarrolle el nacimiento de su bebé. Y no. No están dispuestos a que la presión mediática les obligue a cambiar de planes. Así, ante la curiosidad que despiertan tanto ellos como la llegada de su hijo, han decidido rebajar las expectativas vía comunicado oficial.

Así, desde el Palacio de Buckingham, se anunciaba lo siguiente. «El duque y la duquesa están muy agradecidos por los buenos deseos que han recibido de la gente del Reino Unido y de todo el mundo mientras se preparan para el nacimiento de su bebé. Sus Altezas han tomado la decisión de mantener los planes sobre la llegada de su bebé en privado. El duque y la duquesa están deseando compartir las emocionantes noticias con todos una vez que hayan tenido la oportunidad de celebrarlo en privado como familia».

Qué deja entrever el controvertido comunicado de Meghan Markle y Harry

Meghan Markle y maternidad

La duquesa de Sussex ha tenido un embarazo sin complicaciones, que le ha permitido trabajar casi hasta el final.

Aunque el comunicado no lo especifica claramente, todo apunta a que Meghan Markle podría optar por no posar con su bebé a las pocas horas de dar a luz. Esto es algo que sí hizo Kate Middleton tras el nacimiento de sus tres hijos. Tampoco se ha especificado el lugar del nacimiento. En esto sentido, se han disparado los rumores que apuntan a que la duquesa de Sussex podría dar a luz en su vivienda de Frogmore House, en Windsor.

El hecho de que se especifique que compartirán noticias del nacimiento una vez lo hayan celebrado en familia, implica que pueden pasar días hasta que veamos por primera vez la ansiada imagen familiar.

¿Dispara esta decisión el interés informativo por el bebé?

Meghan Markle embarazada

El nacimiento se espera par finales de este mes de abril

La decisión de los duques de Sussex no ha dejado a nadie indiferente. En Reino Unido hay en general un sentimiento de cierta decepción. No obstante, cabe destacar que el hijo de Meghan y Harry no será heredero directo al trono. En este sentido, no tendrá los privilegios ni la importancia de los descendientes de los duques de Cambridge. A cambio, podrá tener una vida más alejada de los focos y puede que sus padres quieran que lo tenga desde el primer día de vida.

No obstante, distintos expertos en monarquía ya han apuntado que su decisión, lejos de proteger la imagen del bebé, podría lograr justo lo contrario. Al no haber imagen oficial, el interés por obtener una fotografía suya podrá dispararse. Los paparazzis, conscientes de ello, no se quedarán de brazos cruzados y, obviamente, tratarán de conseguirla a toda costa.

Déjanos tus Comentarios