La emoción de Meghan Markle al recibir el primer regalo para su hijo

primeros regalos para Meghan Markle y el príncipe Harry por su embarazo

Meghan Markle y el príncipe Harry durante su visita a Australia.

El príncipe Harry y Meghan Markle se encuentran en Australia de viaje oficial. Este es el primer destino de la pareja desde que anunciaron que serían padres por vez primera en la primavera de 2019. Un anuncio que se venía esperando casi desde que se conocieron ya que no han sido pocos los rumores que apuntaban hacia un embarazo de la actriz. 

Precisamente fue durante la boda de Eugenia de York cuando decidieron compartir la noticia con sus familiares más cercanos. Más tarde y mediante un comunicado oficial, ya hicieron partícipes al resto de la feliz noticia. Todavía se desconoce si el bebé que esperan será un niño o niña, lo único que parece claro es que se trata de un hijo deseado, buscado y al que colmarán de regalos. No tanto sus padres como su entorno. Hace menos de un día que se conoce la noticia y ya ha recibido sus primeros regalos.

Aclamados en Sídney

primeros regalos para Meghan Markle y el príncipe Harry por su embarazo

Los duques de Sussex no ocultaron la ilusión que les han hecho los regalos para su hijo.

La pareja ha hecho en Sídney la primera parada de su viaje y allí han sido recibidos con la alegría habitual que les rodea siempre a ambos. Flores, peluches, cartas… todo el mundo quería dar la enhorabuena a los futuros papás y entregarles el primer regalo para el pequeño.

Ha sido el Gobernador de Australia quién ha conseguido alzarse con el título. Él y su mujer han sido quienes han puesto en las manos de los duques de Sussex los primeros regalos para el bebé que viene en camino. Un peluche en forma de canguro (con su cangurito correspondiente en la bolsa), animal emblemático de esta zona, y unos patucos. Unas botitas con peluche por dentro, para cuando llegue el frío a Londres.

De ocultarse a presumir: su primer look premamá

primeros regalos para Meghan Markle y el príncipe Harry por su embarazo

Meghan ha dejado de esconder sus curvas.

Echando la vista atrás, cobran un nuevo sentido los últimos estilismos de Meghan. La exactriz, intentando evitar que se pudiera notar su estado ha estado optando por vestidos que ocultaban la zona de su tripa con plisados o volantes. O por amplios abrigos como el que lució en la boda de la prima de su marido. Sin embargo ahora que ya han confirmado el embarazo parece que ha abierto de nuevo la puerta a los vestidos ajustados. 

Esta ha sido de hecho su primera elección, un vestido blanco de Karen Gee con el que se podían apreciar los primeros signos de su embarazo. Meghan parece estar más que feliz con esta nueva aventura y su alegría solo queda empañada por la de su marido, que no puede evitar sonreír de oreja a oreja cada vez que alguien le daba la enhorabuena.

Déjanos tus Comentarios