Meghan y Harry, el penúltimo escándalo de los duques de Sussex

meghan y harry escándalos

Los duques de Sussex, Meghan y Harry, sufren un continuo análisis de todas sus actividades.

Una nueva polémica ha llegado a la familia real británica. Los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, han recibido una lluvia de críticas por su último escándalo. Aunque quizás deberíamos hablar del penúltimo, ya que los futuros papás parece que no logran evitar las críticas.

La opinión pública de Reino Unido no se ha tomado muy bien el último derroche de la enamorada pareja. Medios como The Sun, publican que el príncipe Harry tomó un avión privado para pasar la noche de San Valentín con Meghan. Así, el matrimonio habría podido compartir una cena juntos el pasado 14 de febrero.

Harry y Meghan: ¿Románticos o derrochadores?

Meghan Markle

A pesar de las críticas su boda fue el acontecimiento del año en Reino Unido.

El príncipe, cumpliendo con sus labores como marine, se encontraba visitando a las tropas desplazadas en Noruega. Sin embargo, en lugar de esperar al avión del resto del equipo que le devolvería a casa prefirió tomar un atajo. El nieto de Isabel II voló en un jet privado, acarreando un gasto de unos 32.000 euros para la corona.

Una importante suma que no ha gustado a los contribuyentes británicos, que ya criticaban los 32 millones de libras que costó la boda de los duques de Sussex en mayo de 2018. Además, habría que añadir los cuatro millones de euros que está costando la reforma de su nueva residencia.

El pasado más juerguista

meghan y harry escándalos

A lo largo de los últimos años Harry ha ido alejando de su imagen de fiestero.

La pareja vive, por el momento en Nottingham Cottage, una casa de 125 metros cuadrados en el recinto de Kensington. Sin embargo, tras el anuncio de su embarazo optaron por una mudanza a Frogmore Cottage, en el recinto del castillo de Windsor. Las reformas incluyen pintura vegana, calefacción biosostenible o una sala de yoga. Una serie de gastos que han hecho recuperar a la prensa británica algunos de los escándalos financieros de Harry en su pasado.

La periodista Katie Nicholl, de Channel 5 ha recogido en un documental cómo, supuestamente, Harry se fue sin pagar del hotel en el que estuvo alojado durante el famoso viaje a Las Vegas de 2012 que incluía una fiesta nudista con sus amigos. Una factura que ascendía a 30.000 dólares y que el dueño del hotel asumió. Además de otras en varios bares de Londres, que han hecho que para muchos la imagen pública de la pareja sufra una caída.

Déjanos tus Comentarios