¡Todos a la nieve! Máxima y su familia ya esquían en Austria

Máxima de Holanda de vacaciones en la nieve

El próximo mes de abril, Guillermo y Máxima cumplirán seis años en el trono.

Máxima de Holanda ya están de vacaciones invernales. En este sentido, existe un pacto no escrito que los Reyes de los Países Bajos y los medios de comunicación holandeses respetan a rajatabla. A cambio de un posado familiar, Guillermo y Máxima disfrutan de unos días de descanso alejados del foco mediático.

Así pues, cumpliendo con la tradición, Máxima de Holanda y su marido posaron de lo más sonrientes para las cámaras en Lech (Austria), donde acuden cada año para practicar el deporte invernal por excelencia: el esquí, del que son auténticos aficionados.

Máxima de Holanda, feliz junto a su marido y sus hijas

Máxima de Holanda de vacaciones en la nieve.

Los Reyes posaron para las cámaras con sus hijas y la princesa Beatriz.

Acompañado por sus hijas: Amalia, Alexia y Ariane, el matrimonio derrochó complicidad. Además, como suele ser habitual, junto a ellos estaba también la princesa Beatriz, quien a sus 81 años demostró encontrarse en plena forma.

Aunque en abril de 2013 cedió el trono a su hijo, continúa representando a la Corona en algunos eventos oficiales. Completaron la estampa familiar el príncipe Constantijn -hermano del Rey-, su esposa, la princesa Laurentien, y sus tres hijos: el conde Claus-Casimir y las condesas Eloise y Leonore.

La familia posó para las cámaras casi al completo

Máxima de Holanda, vacaciones familiares en la nieve.

También se unieron al posado familiar el príncipe Constantijn, la princesa Laurentien y sus tres hijos.

Las grandes ausentes durante la esperada sesión fotográfica fueron la princesa Mabel -viuda del príncipe Friso- y sus dos hijas, las condesas Luana y Zaria. El hijo mediano de la princesa Beatriz, sufrió un accidente de esquí en Lech durante las vacaciones de la familia real de 2012. Tras año y medio en coma, el príncipe Friso falleció a los 44 años.

El fallecimiento del príncipe Friso supuso un duro golpe para toda la familia, de hecho, fueron muchos los que pensaron que la abdicación de la princesa Beatriz se precipitó por este motivo. En cualquier caso, no han renunciado a sus estancias en Austria, donde la familia real acude a esquiar desde hace 60 años.

Déjanos tus Comentarios