Las primeras palabras de Máxima de Holanda tras la muerte de su hermana

Máxima de Holanda

Máxima de Holanda ha retomado la agenda oficial tras la muerte de su hermana Inés.

Máxima de Holanda ha vuelto al trabajo tras el peor momento de su vida. La reina de los Países Bajos dejó su Argentina natal tras pasar unos días con su familia. El pasado 6 de junio, Máxima perdía a su hermana, Inés Zorreguieta, que fue hallada muerta en su vivienda de Buenos Aires. En Argentina, la Reina, acompañada por su marido y sus hijas, la despidieron en la más estricta intimidad. Sin duda, son tiempos difíciles para la esposa de Guillermo Alejandro. Sin embargo, ha cogido el toro por los cuernos y se ha enfrentado con entereza a su primer evento público tras el suceso.

La Reina visitó en Groningen un centro de terapia de protones. Allí, muy emocionada, quiso agradecer las muestras de apoyo recibidas. También, Máxima de Holanda recordó a su hermana Inés. «Hoy he regresado al trabajo después de un período difícil», reconocía. A pesar de ello, era capaz de encontrar algo positivo en un día bastante complicado para ella. «En el fondo, me alegro de haber podido hacer esta visita porque significa mucho para las personas con cáncer. Personas que están enfermas, pero con esperanzas de curación«, aseguró.

Máxima de Holanda reconoce la enfermedad de su hermana

Máxima de Holanda habla de su hermana

A Máxima se la pudo ver más cabizbaja y seria de lo habitual. No obstante, asumió con gran entereza su primer día de trabajo tras los malos momentos vividos.

En sus primeras palabras tras lo sucedido, Máxima de Holanda reconoció que Inés Zorreguieta no estaba bien. «Mi querida y talentosa hermana pequeña, Inés, también estaba enferma. No podía encontrar alegría y no pudo curarse». Además, afirmó que el único consuelo es que ahora, finalmente, «ha encontrado la paz«.

Agradecida, Máxima de Holanda no se olvidó de quienes la han apoyado todos estos días. «Quisiera expresar mi más sincero agradecimiento por las innumerables cartas, mensajes y muestras de condolencia. Han sido de gran ayuda», explicó. También, el  gran respeto que, en su opinión, han mostrado todos hacia su familia. De vuelta en Holanda, ahora sí, Máxima afronta una nueva vida sin su hermana pequeña, la favorita, Inés Zorreguieta.

Déjanos tus Comentarios