Mary Donaldson deslumbra en la recepción de Año Nuevo

TXTLa familia real de Dinamarca se vistió de largo para presidir la tradicional recepción de Año Nuevo en Copenhague. Joyas, tiaras y vestidos de ensueño para una noche en la que Mary Donaldson brilló como una de las royals más elegantes.

Todos los años, la familia real de Dinamarca se reúne en el palacio de Amalienborg de Copenhague, para dar la bienvenida al año. Se organiza una cena de gala presidida por los reyes, Henrik y Margarita, en la que reciben a numerosas personalidades del país: políticos, nobles y personajes ilustres. Una ocasión perfecta para vestirse de largo y lucir las mejores joyas de la Corona. Año tras año, Mary Donaldson es una de las royals más elegantes y una de las mujeres más distinguidas del país.

Esta vez deslumbró como una princesa de cuento, vestida con un sofisticado diseño blanco de seda con una capa de terciopelo azul noche y una tiara del siglo XIX que perteneció a la reina Desirée. Rivalizó en belleza con la princesa Marie, acompañado por el príncipe Joaquín, que eligió un vestido color rosa palo con detalles en pedrería. Repitió su tiara favorita, la misma que llevó el día de su boda, un modelo floral de diamantes (regalo de los reyes Federico IX e Ingrid a su hija, la reina Margarita).

La soberana eligió un vestido ornamentado en color verde y una tiara confeccionada con esmeraldas y diamantes que data de 1840. Una joya que cuenta con una gargantilla, unos pendientes y un broche a juego confeccionado con un total de 67 esmeraldas y 2.650 diamantes que solo pueden ser lucidas por la Reina. Además, solo las pueden llevar en Dinamarca, ya que las joyas no pueden salir del país.

Déjanos tus Comentarios