Marisa Jara vuelve al trabajo tras ser operada de un cáncer

Marisa Jara comparte con sus seguidores lo bien que se encuentra. / Foto Instagram.

Entereza, valentía y muchas ganas de seguir disfrutando de la vida. Eso es lo que ha demostrado tener Marisa Jara. A pesar de que la andaluza ha sido diagnosticada de cáncer, la enfermedad no ha conseguido frenarla. Así, tras ser intervenida el pasado mes de octubre de un tumor en el estómago, ella se siente imparable.

Lo cierto es que en cada revisión se muestra muy esperanzada y se ha recuperado a gran velocidad de su intervención quirúrgica. Tan bien se encuentra que ya tiene fecha para volver al trabajo. Será este 18 de diciembre cuando retome sus compromisos en la moda. De la mano del diseñador Toni Fernández se subirá a la pasarela instalada en la discoteca madrileña Joy Eslava.

Una mujer comprometida y exigente

La modelo y diseñadora de joyas entrenando. Redes sociales.

Marisa es, sin duda, el gran reclamo de esta cita con la moda que tendrá como maestras de ceremonias a Carmen Lomana y Raquel Revuelta. Además, no solo estará ella en la pasarela sino que se espera que comparta catwalk con otros rostros conocidos como Sofía del Prado o la televisiva María Jesús Ruiz

Para este momento, Marisa se ha preparado a conciencia. Más que nunca quiere dar su mejor versión. Por eso lleva varias semanas sometiéndose a una férrea disciplina deportiva marcada por su entrenador personal, Fernando Sartorius, un profesional en el que han confiado otras celebrities como Elsa Pataky, Tom Cruise, Salma Hayek…

Los verdaderos amores de Marisa Jara

Marisa Jara yendo al cine con su hermano. / Redes sociales.

En esta etapa, Marisa está centrada en su profesión y en sus allegados, ellos son la mejor medicina. Además, no se cierra al amor y tiene las puertas abiertas a pesar de haber sufrido algún desengaño. «Supongo que algún día encontraré el amor. Siempre he estado muy pendiente del amor, he sido muy enamoradiza, pero desde que me separé estoy centrada en el trabajo y en la familia», nos decía.

«He aprendido a estar sola y me siento muy a gusto. No es necesario tener a alguien al lado para ser feliz. Si encuentro a una persona que me complementa y me suma, genial, pero tener a alguien únicamente para no sentirte sola es un error, te haces daño a ti misma», añadía.

Déjanos tus Comentarios