Mario Casas da una sorprendente noticia en El Hormiguero

Mario Casas

Mario Casas visita nuevamente El Hormiguero.

Mario Casas regresó una vez más al plató de El Hormiguero. La última vez que le vimos sentado junto a Pablo Motos y las hormigas, Trancas y Barrancas, fue con su hermano Óscar, el cual confesó tener TOC con el número tres. Los dos hermanos interpretaron el baile que meses después el más joven bailaría con su novia en una boda en Mallorca y que se convertiría en un fenómeno de Instagram.

En esta ocasión, el actor ha acudido el solo para promocionar su nueva película Adiós, dirigida por Paco Cabezas, en la que comparte el papel protagonista con Natalia de Molina. En este thriller, el gallego interpreta a un padre que actúa por venganza tras la muerte de su hija pequeña.

Mario Casas: «Tengo ganas de ser padre»

Mario Casas

El actor ha asegurado que quiere tener hijos.

Pablo Motos aprovechó para preguntarle cuáles eran sus expectativas de futuro a nivel personal. «Tengo ahora 33 años y mi madre me tuvo con 18 años. Bueno, ojalá. Tengo ganas de ser padre, sí. Me lo he planteado muchísimas veces y me gustaría pero, al final, no ha podido ser».

La idea de continuar al legado de la familia Casas no parece disgustar al actor, pero parece que sus relaciones no acaban llegando a buen puerto. Su último noviazgo fue con la también actriz Blanca Suárez con la que compartió dos años de su vida. Hace unos días se confirmaba su ruptura y nuevos rumores apuntan a que la madrileña podría haber comenzado una nueva historia amorosa con el cantante Pablo López.

Presentación de Adiós y un futuro nuevo proyecto

Mario Casas

El actor ocultó su cambio de imagen con una gorra.

El invitado prefirió no contestar a las preguntas sobre su expareja. Por el contrario sí quiso develar el misterio de por qué había acudido a la entrevista con una gorra puesta. Nadie puede negar el gran talento interpretativo de Mario, por ello no dejan de lloverle las ofertas de trabajo.

Ahora trabaja con Netflix en un nuevo proyecto, el cual ha requerido una transformación física, pérdida de peso y un cambio en su pelo, que según él no podía desvelar porque «los de Netflix» podrían enfadarse mucho con él. El actor está en un gran momento profesional, pero asegura que tiene ganas de probar el rol de director para poder interactuar de otra forma con los actores, pero necesita encontrar un proyecto que le apasione para involucrarse al cien por cien.

Déjanos tus Comentarios