Gustavo González y María Lapiedra se mudan cerca de la ex de él

María Lapiedra

María Lapiedra y Gustavo González ya tienen nidito de amor en Madrid.

Parece que cada paso que dan María Lapiedra y Gustavo González en su relación está marcado por la polémica. Todas sus decisiones son cuestionadas por sus compañeros, y por el público en general. Pero claro, la pareja ha hecho algunas cosas que para sus amigos son de lo más sorprendentes.

La última de ellas, sin ir más lejos, es elegir para vivir una casa que se encuentra en el mismo vecindario que la de la expareja de Gustavo. Apenas 50 metros separan los dos hogares, algo que parece que no ha sentado bien a mucha gente, tal y como han informado en Socialité. La propia María Patiño presentaba el vídeo mostrando su incomodidad por la decisión de la pareja.

Los motivos de Gustavo

María Lapiedra

María Lapiedra y Gustavo González se han mudado a 50 metro de la exmujer del paparazzi. / Socialité (Mediaset).

Desde el programa, los vecinos de Gustavo señalan que esta mudanza bien podría considerarse una provocación. La exmujer de Gustavo, siempre discreta, no lo ha pasado nada bien con el divorcio. Este movimiento ha sido entendido por muchos de ellos como un gran feo hacia ella. Les parece que será muy incómodo para ella poder encontrarse con la feliz pareja nada más salir de casa. Rafa Mora, compañero de Gustavo en Sálvame, ha afirmado que él vive en este mismo barrio y que mucha gente le ha comentado que este tiempo de disgustos parece haberle pasado factura físicamente.

Sin embargo el paparazzi parece tener motivos de peso para querer permanecer en la zona. El fotógrafo quiere poder estar cerca de sus hijos ya que para él lo más importante del mundo es recuperar su confianza y tener una relación con ellos lo más cercana posible.

Su nueva casa

Marái Lapiedra

La nueva casa de María Lapiedra y Gustavo está en San Sebastian de los Reyes, Madrid. / Socialité (Mediaset).

La pareja se ha mudado a un piso de unos 120 metros cuadrados. Una casa de tres dormitorios y tres baños cuya mensualidad ascendería a unos 1.200 €. Los vecinos ya les han visto por el barrio, desayunando juntos y, sobre todo, haciendo la mudanza, moviendo maletas, llevando cajas… Preparando la que será su nueva vida.

Déjanos tus Comentarios