María José Campanario gana en los juzgados… a medias

María José Campanario junto a su marido, Jesulín de Ubrique

Ya hay resolución en el juicio de María José Campanario contra José Antonio León, al que demandó en 2017.

Hace pocas semanas, María José Campanario acudía a los juzgados para verse las caras con uno de los reporteros más conocidos de Sálvame. La odontóloga había demandado a José Antonio León por «injurias y calumnias» porque consideraba que el periodista había hablado de su enfermedad en público.

María José Campanario padece fibromialgia, una enfermedad que ella misma confesó tener hace tiempo y cuyos momentos más complicados le han llevado al hospital en numerosas ocasiones. Los fuertes dolores que padece, producidos por esta enfermedad, le impiden realizar una vida normal cuando tiene uno de sus ataques.

María José Campanario se defiende en los tribunales

María José Campanario

Una imagen de la salida del juzgado de María José y Jesulín tras el juicio, tranquilos y contentos.

María José no está dispuesta a que se hable sobre la enfermedad que padece y su forma de defender su intimidad es a través de los tribunales. Esta vez, según informa Jaleos, la justicia parece que le ha dado la razón, pero a medias.

La mujer de Jesulín de Ubrique pedía 50.000 euros como compensación por daños y prejuicios. El juzgado ha considerado que, si bien prevalece su derecho a la intimidad por encima del derecho a la información que alegaba León, la cantidad con la que se le retribuirá será mucho menor. El periodista, y en solidaridad la productora del programa y el canal que lo emiten, han sido condenados a pagarle a María José Campanario 8.000 euros.

Ahora está mucho mejor

Kiko Hernández gana el juicio contra María José Campanario

Kiko Hernández confiaba en ganar el juicio contra María José, pero le sucedió algo parecido a José Antonio León. / Mediaset.

Este resultado judicial es muy diferente al de la demanda que le interpuso a Kiko Hernández. En esa ocasión, el colaborador resultó ganador en los tribunales y por tanto no tuvo que abonar los 50.000 euros que ella le exigía.

Hace tiempo que María José vive un periodo de calma. Parece que su enfermedad le está dando una tregua, o que han conseguido controlar sus fuertes dolores con la medicación adecuada, y por eso poco a poco está recuperando su vida personal u profesional. Ambas las tuvo que dejar un poco de lado para centrarse en sí misma, en recuperarse para así poder estar bien para estar junto a sus seres queridos.

Déjanos tus Comentarios