María José Campanario acude al juzgado junto a su marido

María José Campanario acudió al juzgado con su marido para declarar sobre la demanda que ella misma interpuso contra un colaborador de Sálvame.

María José Campanario acudió al juzgado con su marido para declarar sobre la demanda que ella misma interpuso contra un colaborador de Sálvame.

La odontóloga acudió acompañada de su marido a los juzgados de Arcos de la Frontera, Cádiz. La mujer del diestro interpuso una demanda contra el colaborador de Sálvame, José Antonio León, por supuestas calumnias e injurias a la hora de hablar de la enfermedad que padece María José, fibromialgia.

La pareja salió del juzgado sonriente y en sintonía, aunque prefirieron no hablar sobre el tema. Sin embargo, José Antonio León, dio su versión sobre lo sucedido alegando que él solo informó sobre su estado de salud. A pesar de los duros momentos por los que ha tenido que pasar María José Campanario debido a su enfermedad, parece que está atravesando una buena racha y sus dolencias podrían ser cada vez menos graves.

En pareja en el juzgado

María José Campanario

Al salir del juzgado, tanto María José como Jesulín se mostraron tranquilos y contentos.

María José Campanario quiso acudir hasta los juzgados junto a su marido y principal apoyo, Jesulín de Ubrique. La pareja, con un estilismo muy veraniego, acudió a testificar por la demanda que interpuso la odontología contra José Antonio León. Aunque llegaron muy serios a la cita judicial, a la salida, María José y Jesulín se mostraron muy contentos y sonrientes, pero no quisieron hablar del tema.

José Antonio León sí que habló sobre lo sucedido y alegó que él simplemente informó sobre el estado de la mujer de Jesulín de Ubrique y que fue la misma María José la que desveló que padecía fibromialgia. Ahora solo queda esperar a que se haga pública la sentencia que dictará la justicia española.

María José Campanario está en un buen momento

Lo cierto es que la odontóloga tenía muy buen aspecto y parece que está pasando por un buen momento.

Lo cierto es que la odontóloga tenía muy buen aspecto y parece que está pasando por un buen momento.

A pesar de las muchas recaídas por las que ha tenido que pasar la mujer de Jesulín de Ubrique, parece que siempre se mantiene fuerte y positiva. Y lo cierto es que lleva una buena racha y su aspecto lo dice todo. Durante su cita en el juzgado pudimos verla con buena cara, sonriente y aparentemente sana.

Además, María José Campanario hace vida normal a pesar de padecer fibromialgia. De hecho, con bastante frecuencia viaja hasta Barcelona para trabajar en una clínica especializada en ortodoncia infantil. Esta está siendo una buena época para María José y esperamos que su vida siga este rumbo para que pueda disfrutar de su estupenda familia.

Déjanos tus Comentarios