María Jesús Ruiz se rapa la cabeza en ‘Supervivientes 2018’ a cambio de…

María Jesús Ruiz se rapa

María Jesús Ruiz ha cambiado radicalmente de look/ Telecinco.

María Jesús Ruiz lo está dando todo en Supervivientes 2018. La ex Miss España puede pecar a veces de tender a la exageración. Sin embargo, no hay duda de que está dando juego. Anoche, fue sin duda la que más arriesgó en el juego de las tentaciones. La prueba no era sencilla a estas alturas del concurso porque los concursantes están, literalmente, “muertos de hambre”.  Uno a uno, Lara Álvarez fue llamando a cada concursante ofreciéndole una recompensa a cambio de un sacrificio.

María Jesús, pletórica tras su encuentro con Julio Ruz, fue la última en ser tentada. Lara Álvarez le ofreció raparse el pelo a cambio de una recompensa que encontraría en la isla. Ante la negativa de la ex Miss España a raparse si no era a cambio de comida, Lara negoció. La presentadora le ofreció tres bocadillos de calamares. María Jesús seguía sin estar convencida; y, finalmente, pidió tres pollos asados con patatas fritas y una tarta de chocolate.

María Jesús Ruiz Supervivientes

María Jesús Ruiz negoció con Lara Álvarez la recompensa antes de aceptar el reto/ Telecinco.

Raquel Mosquera, peluquera de María Jesús Ruiz

Una vez hecho el pacto, llegaba el momento de ejecutar la sentencia. Raquel Mosquera, peluquera, fue la encargada de rapar la cabeza de María Jesús. La modelo, entre lágrimas, justificó su decisión por la falta de comida. “¡Necesito comer!“, aseguraba. ¿La gran preocupación? Su próxima boda con Julio Ruz, prevista para septiembre. Al final, todo hay que decirlo, el resultado fue mejor de lo esperado y María Jesús estaba guapa con su cambio de look.

El precio que tuvo que pagar María Jesús Ruiz por su recompensa contrasta con la facilidad con la que otros concursantes se hicieron con su premio. Hugo Paz, por ejemplo, tan solo tuvo que renunciar a un mensaje de audio de su madre para obtener una buena pizza. Por supuesto, la compartió con Logan y Sergio, los únicos que comieron anoche a cambio de muy poco esfuerzo.

María Jesús Ruiz superviviente

Raquel Mosquera fue la encargada de rapar la cabeza a María Jesús

Sergio Carvajal, por cierto, se negó a cortarse el pelo y solo tuvo que quitarse su banda del pelo a cambio de recibir una llamada de su novia. Más difícil lo tuvo Sofía Suescun. En su caso, tendrá que vigilar el fuego día y noche durante una semana para poder hablar con su madre por teléfono. Las tentaciones, parece claro, no son equitativas y varían en función del concursante que sea.

Déjanos tus Comentarios