María Castro confiesa su mayor deseo

María Castro posando como embajadora del Observatorio del cacao.

Estas fiestas han sido muy especiales para María Castro ya que son las primeras navidades que ha pasado casada con José Manuel Villalba. Además, su hija, Maia, ha llenado de alegría su hogar con su eterna curiosidad y su carácter cariñoso y divertido. La protagonista de Amar es para siempre no le pide más a la vida, aunque revela que su deseo confesable para los próximos meses es volver a ser madre.

¿Cómo van estos primeros meses de matrimonio? Aún me cuesta decir mi marido, me suena raro pero a la vez me hace ilusión. Estamos viviendo unos meses muy dulces pero no hemos tenido tiempo de sentarnos y recapitular todo lo que vivimos en la boda. Siendo padres echas de menos esos ratos solos.

¿Has tenido vacaciones estas fiestas? Sí, por primera vez en años he tenido vacaciones escolares. Me he dividido entre Valencia y Galicia. Yo soy muy navideña y al tener una niña lo revivo con ella, con mucha pasión. Lo más bonito de tener un hijo es la ilusión con la que vive todas las cosas.

¿Te metes entre fogones y deleitas a toda la familia con tus platos? Sí, tanto a mi madre como a mi suegra las ayudo con los entrantes y el postre. Además metemos en la cocina también a Maia, le encanta cocinar y tiene su delantal pequeñito.

Sigues poniendo en práctica lo aprendido en MasterChef entonces…  Sí. Fue la experiencia más agotadora de mi vida. Llena de retos mentales todo el rato. Pero fui muy feliz, me reí mucho y me lo pasé genial con mis compañeros.

Muchos sueños cumplidos y otros por cumplir

María Castro

María Castro y José Manuel Villalba se casaban el 15 de septiembre. / Redes sociales. Fotografía: Mi sobrina Julia.

¿Cuál es tu deseo para este 2019? Quedarme como estoy. Me siento tan feliz y plena que no quiero que nada cambie.

¿Pides un nuevo hijo? Me encantaría. Mi marido y yo tenemos claro que no queremos dejar a Maia sola. Además, no quiero que se lleve mucho tiempo con ella para que jueguen juntos. Ella dice que quiere una hermana.

¿Imaginabas así ser madre? Había soñado con este momento pero es algo tan grande y tan puro que es difícil imaginar. Para mí es maravilloso, estoy agotada, pero felizmente agotada.

¿A quien se parece tu niña? Físicamente a mí nada, pero personalmente sí. Es superalegre, no para de cantar y bailar. Se disfraza y actúa, nos manda sentarnos a verla, es su juego favorito. Habla por los codos.

¿La vas a llevar a castings? No, no quiero que trabaje tan pronto. Si le gusta bailar que vaya a danza o teatro y que el día de mañana elija. No me gustaría que se metiera ya en este mundillo, quiero que sea niña. Si de mayor quiere, la apoyaré.

¿La has llevado al trabajo? No, pero quiero llevarla al plató para que vea los decorados y demás. En la tele me ha visto pero dice que trabajo en el archivador donde tengo los guiones.

Déjanos tus Comentarios