Malena Costa revela todos los detalles de su parto

La modelo Malena Costa posa a la salida del hospital por primera vez con su hijo, Mario.

Hace tres semanas Malena Costa daba la bienvenida a Mario, su segundo hijo. Un niño que llegó al mundo un mes antes de lo previsto y en un momento difícil puesto que su marido, Mario Suárez, había puesto rumbo a China tan solo unas horas antes para incorporarse a su nuevo equipo, el Guizhou Hengfeng Zhicheng FC.

“Esa misma noche cuando estaba durmiendo noté como que se me había roto la bolsa pero al no ser nada exagerado esperé a la mañana. La bolsa puede que se rompiese por fuertes contracciones que a lo mejor tuve durante la noche, yo creo que algo tiene que ver con la preocupación que tenia de que Mario se hubiese ido. Por la mañana llamé a mi ginecólogo y me dijo que fuese directamente a la clínica”, contaba en su blog.

Junto a su madre y su suegra

Tras varias horas ingresada, la modelo cuenta que le provocaron el parto y que, afortunadamente, todo fue sobre ruedas. “Dentro de la preocupación de que se hubiese adelantado un mes, fue un parto increíblemente bueno. A las 13.10h salía de la habitación con mi madre en dirección al paritorio que estaba al lado y a las 13:18h nació Mario”, explica.

Fue increíble volver a vivir algo tan espectacular, me dio mucha pena que Mario no pudiera estar pero también me hizo mucha ilusión vivirlo junto a mi madre, para mí fue superespecial e imagino que para ella increíble. Poder estar en el parto de tu hija debe ser inolvidable”, reconoce en su espacio web.

bodas famosos secretas

La pareja se convirtió en marido y mujer el pasado mes de junio. Una boda que pilló por sorpresa a la modelo. Malena pensaba que solo acudía a una fiesta en Mallorca.

Suma y sigue

Tan feliz está Malena en esta etapa como madre que tiene claro que quiere aumentar la familia. “Es una experiencia que quiero volver a vivir y sobre todo también vivirla junto a Mario. Eso sí esta vez me esperaré unos años. Necesito un poco de descanso, porque dos embarazos tan seguidos (me quedé embarazada de Mario cuando Matilda tenía solo cuatro meses), tampoco es fácil”, comentaba.

Dejanos tus Comentarios