El divorcio de Kiko Matamoros y Makoke en cifras

Makoke y Kiko, su divorcio en cifras

El divorcio de Makoke y Kiko no está siendo tan civilizado como parecía.

Aunque al principio parecía que las cosas entre Kiko Matamoros y Makoke iban a terminar bien, dejando entre ellos una bonita amistad y de la manera más civilizada posible, el tiempo ha puesto todo en su lugar. Lo cierto es que en todos los divorcios hay dos partes, la emocional y la económica, y parece que el conflicto en este caso viene pos ambos lados.

En sus últimas intervenciones, ambos se han dedicado a sacar trapos sucios del otro. Mientras Kiko asegura que la relación entre ellos nunca fue la misma tras una posible infidelidad de Makoke, ella afirma que esa historia nunca fue así, que nunca se produjo tal deslealtad. De hecho la desconfianza entre ellos comenzó cuando Kiko prestó dinero a una mujer sin consultarle.

Makoke quiere vender su piso

Kiko Matamoros

En GH VIP, Makoke intentó no hablar de su divorcio. No ha sido un periodo fácil para ella. / Mediaset.

Durante su estancia en GH VIP, Makoke afirmó que su intención era vender el piso en el que habían vivido todos estos años para ayudar a Kiko a pagar su deuda con Hacienda. De hecho afirmó que, aunque ya no estaban juntos, quería que entre ellos las cosas quedaran cerradas. Kiko siempre afirmó que esto no era así.

Ahora conocemos la versión, de momento, definitiva. Al parecer, aunque el piso esté a nombre de Makoke, al venderlo ella tendría que darle a su exmarido las cantidades de dinero que él ha invertido en la vivienda a lo largo de todos estos años. Pide por esta casa 2.000.000 de euros y, de esa cantidad, más de medio millón le correspondería al colaborador de Sálvame, según él afirma.

Deudas y préstamos

Makoke y Kiko, su divorcio en cifras

Mila Ximénez desveló que había más deudas de la pareja de las que se conocían. / Mediaset.

Durante el polígrafo de Makoke descubrimos muchas cosas más. Entre otras que la pareja habría tenido problemas económicos por sus deudas con Hacienda y por ello la madre de la modelo y su hijo les habrían tenido que prestar dinero. Kiko afirma que eso no es lo mismo que ser un mantenido, algo de lo que se le venía acusando desde que se conoció esta información.

Sin embargo a todos sus problemas con Hacienda no son los únicos. La deuda de Makoke (50.000€) quedó prácticamente saldada a su salida del concurso de convivencia y Kiko espera no tener que pagar la suya porque cree que la justicia le va a dar la razón. La pasada tarde en Sálvame, Mila Ximénez afirmaba que la pareja debe, a su anterior representante, 170.000 €. Todo esto mientras Kiko vive en un hotel desde que abandonó el domicilio conyugal. ¿Cómo harán frente a todos estos gastos?

Déjanos tus Comentarios