Makoke habla por primera vez tras su operación

Makoke se recupera tras su operación de estética. Ya se ha sometido a las primeras curas y todo ha salido bien.

Makoke se recupera tras su operación de estética. Ya se ha sometido a las primeras curas y todo ha salido bien.

Hace pocos días se hacía pública la noticia de que Makoke se había sometido a una intervención de estética. Un cambio en su figura del que la colaboradora de Viva la vida no había querido hablar antes de que se produjera pero que ahora ya ha confirmado.

Una operación que, en palabras de Makoke, ha sido todo un éxito. Ahora solo le queda dejar que las heridas cicatricen, cuidarse mucho y disfrutar de los cambios a los que se ha sometido. Precisamente ha querido mandar un mensaje a sus seguidores cuando iba a hacerse la primera cura tras la operación. Por suerte para ella, en esta recuperación cuenta con los mejores cuidadores, su novio y su hija. 

Makoke, siempre con Tony Spina

Makoke y Toni Spina, muy conjuntados tras la operación de ella.

Makoke y Tony Spina, muy conjuntados tras la operación de ella.

Desde que comenzaran su relación, Makoke y Tony Spina no se separan. Siempre están ahí el uno para el otro y esta vez no ha sido una excepción. El joven ha estado al lado de su pareja antes y después de la intervención, convirtiéndose así en el apoyo que su novia necesitaba.

A pesar de ser una operación deseada, los nervios siempre están presentes, ya que siempre hay riesgos. Por suerte no hubo complicaciones y juntos abandonaron la clínica donde se produjo la operación que, aunque ella no haya querido decirlo abiertamente, según informan diferentes medios, se trataría de un aumento de pecho.

Madre e hija, las dos caras de la misma moneda

La propia Makoke ha querido informar a sus seguidores sobre cómo está tras la operación. / Stories Instagram.

La propia Makoke ha querido informar a sus seguidores sobre cómo está tras la operación. / Stories Instagram.

Esta decisión contrasta notablemente con la que hace años tomó su hija Anita. La joven también pasó por quirófano para operarse el pecho, pero justo de lo contrario que su madre, ya que Anita se sometió a una reducción. A pesar de ello, también sufrió las consabidas molestias por lo que entiende bastante bien por el proceso que está pasando su madre.

Por eso, tal y como ha confesado Makoke, se ha convertido en una de las chóferes extraoficiales de su madre. Una profesión que parece que no le hace ninguna gracia, dato que ha querido resaltar la propia Makoke, recordando a su hija que ella ha sido quien le ha llevado en el coche durante toda la vida por lo que no podía quejarse por devolverle el favor en algunas ocasiones.

Déjanos tus Comentarios