¿Por qué el abrigo de Magdalena de Suecia no ha sido una buena idea?

Magdalena de suecia se ha puesto un abrigo demasiado caro y de piel de cordero

Magdalena de Suecia durante el bautizo de su sobrino Gabriel.

El bautizo de Gabriel de Suecia fue una emotiva celebración familiar. Y aunque a simple vista parecía que lo más destacado del evento era el traje que lució la madre de la criatura, nada más lejos de la realidad. Gracias al portal digital Vanitatis, hemos podido saber que ha sido Magdalena de Suecia la que ha desatado la polémica.

A pesar de que la monarquía sueca es una de las más tranquilas (y de las que menos escándalos da), Magdalena siempre ha estado especialmente vigilada. En esta ocasión no ha sentado nada bien el alto precio del vestido que escogió para el bautizo de su sobrino. Tampoco ha hecho ninguna gracia en el país nórdico que la princesa luciera un abrigo de piel.

Ejemplo para los ciudadanos

Magdalena de suecia se ha puesto un abrigo demasiado caro y de piel de cordero

No es la primera polémica en la que se ve envuelta. Su matrimonio siempre ha estado rodeado de rumores de crisis. Además, los suecos ya le llamaron la atención por lo poco que vestía firmas suecas.

Ha sido el partido político Djurena Ratt, prodefensa de los animales, quien ha puesto el grito en el cielo. Tal y como cuenta el portal, considera que Magdalena ha de ser ejemplo para la ciudadanía; llevar este abrigo no es lo adecuado. El abrigo, de color rosa palo, es de astracán. El astracán es un tipo de piel que se extrae de los corderos recién nacidos; estos se sacrifican con menos de una semana de vida.

Para los defensores de los animales, esto es una afrenta, ya que defienden que no debería matarse animales en ningún caso; pero menos para vestirse con sus pieles como artículo de lujo. Les parece poco ético que la princesa vista este abrigo. Creen que ella tiene que ser ejemplo para los suecos y han tildado su actitud de irresponsable.

Un look demasiado caro

Magdalena de suecia se ha puesto un abrigo demasiado caro y de piel de cordero

Más allá de dilemas éticos, los suecos también han puesto el grito en el cielo (metafóricamente) por el elevado precio del conjunto. Sólo el abrigo, elaborado en piel de cordero persa, está valorado en casi 15.000 euros. El vestido, de flores en tono rosa y escote cerrado, hace que el conjunto ascienda a los 20.000 euros. Todo era la de la firma Valentino.

Fuera de la suma ha dejado el portal online los complementos: zapatos, bolso y joyas. Un precio que para los suecos ha sido desorbitado. Sobre todo tratándose de un bautizo, por mucho que Magdalena fuera la madrina del pequeño. La princesa ha invertido una gran cantidad de dinero en un look que, además ha resultado decepcionante. Nadie parece estar contento con el modelo escogido por Magdalena; algunos por ética y otros por estética.

Dejanos tus Comentarios