Maestro Joao, una curva de la vida muy dura

Maestro Joao se enfrenta a su curva de la vida tras una fuerte discusión con sus compañeros. / Mediaset.

Maestro Joao se enfrenta a su curva de la vida tras una fuerte discusión con sus compañeros. / Mediaset.

Maestro Joao se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de esta séptima edición de GH VIP. A diferencia de su paso por Supervivientes 2018, en la casa de Guadalix tiene un mayor protagonismo, se implica en las discusiones y ha logrado posicionarse en un bando, el de Adara.

Lo cierto es que la relación de ambos, ahora amigos, parecía destinada al fracaso. Pol, ex de Adara y pareja de Joao, se revelaba como el gran tema de la discordia entre los dos concursantes. Sin embargo, con el paso de los días dentro del encierro de Guadalix, la madrileña y el vidente han estrechado lazos y amistad.

Su relación con Pol, en tela de juicio

Joao y Pol

Su relación con Pol es inestable. Ninguno de los dos sabe qué hacer si seguir adelante o romper. / Mediaset.

Para Adara, la entrada de Pol como concursante de pleno derecho supuso una noche muy amarga. Pero ahora ella es capaz de dar a cara por él cuando se plantean injusticias contra la pareja de su amigo. Mucho se ha hablado dentro de la casa de la relación que mantienen el vidente y el catalán. Sus altibajos y sus idas y venidas en poco tiempo ponen en entredicho por parte de algunos compañeros la verdad del asunto.

Durante la gala salieron a relucir los pensamientos de aquellos que creían que todo aquello era una auténtica farsa. Maestro Joao no pudo más que intentar defender su historia de amor, las lágrimas le recorrían el rostro tras recordar las veces que había tenido que justificar la relación con el ex concursante de GH 17. «Siempre se ha hablado de la diferencia de edad, y de Pol aprovechándose de mi», consiguió decir.

Maestro Joao: «Abusaron de mi»

Alba y Joao

Tras el duro enfrentamiento con sus compañeros, Joao tuvo que enfrentarse a su pasado en la curva de la vida. / Mediaset.

Era el turno de la curva de la vida del Maestro y Jorge Javier le dejó unos minutos para que pintase en la pizarra los vértices más importantes que representasen su vida. A la vuelta, el concursante no podía dejar de llorar, aseguraba que aquella habitación le recordaba a la sala donde un cantante famoso, y ya fallecido, abusó de él cuando tenía 14 años.

Confesó su pasión por los excesos, por las drogas y sobre todo por el alcohol. Confesó que, en el pasado, su taza por las mañanas no era de café sino de whisky, «lo que ganaba cantando, cantando se iba». «El amor me salvó«, afirmaba, eso y que su gran amor falleció sin antes dejarlo libre para vivir una vida plena. Su madre, la figura más importante de su vida, no podía faltar en su curva. Nadie pudo negar la verdadera emoción que brotaba de la garganta del Maestro: «A pesar de todo siempre seré una persona positiva».

Déjanos tus Comentarios