Luis y Amina Martínez de Irujo cumplen 18 años

Luis y Amina

Luis y Amina cumplen hoy 18 años y ya podemos ver fotografías suyas sin pixelar.

Los hijos de Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova cumplen hoy la mayoría de edad. Luis y Amina nacieron en el año 2001 en México, lugar donde se les realizaron las primeras fotografías para su posterior presentación en público.

A las pocas semanas de vida, viajaron junto a sus padres hasta la capital hispalense para conocer a su abuela, la Duquesa de Alba y al resto de su familia. En 2004, Cayetano y Genoveva se dieron el “sí, quiero” y en 2007 se separaron. A pesar de que sus padres ya no están casados, mantienen una relación muy sana y amigable.

La infancia de Luis y Amina

Luis, Amina y la duquesa de Alba

A la duquesa de Alba le encantaba pasar tiempo con sus nietos. Amina era su ahijada.

Los jóvenes que hoy son mayores de edad, tuvieron una infancia muy feliz. Pudieron disfrutar de grandes momentos con su abuela, la duquesa de Alba. Cayetana Fitz-James Stuart siempre se mostraba muy cariñosa con todos sus nietos, pero en especial con Amina ya que era su ahijada.

Luis y Amina acudían todos los años a la Feria de Sevilla junto a sus familiares para disfrutar de la riqueza cultural y de la festividad. En cuanto su educación, cuando eran pequeños acudieron al British Council School. Cuando crecieron un poco sus padres decidieron internarles en Ampleforth en York, Reino Unido. A su vuelta, les matricularon en le exclusiva escuela madrileña de Runnymede College, en la Moraleja. El próximo mes de septiembre, comenzarán sus estudios universitarios y el lugar elegido para ello podría ser de nuevo, Reino Unido.

Las aficiones de los mellizos

Amina

Amina es una apasionada del arte y podría estudiar algo relacionado con el mismo.

Los jóvenes aristócratas cumplen hoy 18 años y por fin podemos ver fotografías de ambos. Lo cierto es que Amina destaca por su elegancia y discreción. Es una amante del arte y de la filantropía y seguro que nos dará grandes sorpresas con el desarrollo de su carrera profesional y personal.

Los jóvenes aristócratas han seguido con la tradición familiar. Luis ha heredado la pasión por la hípica de su padre. El joven aristócrata llegó a competir en un campeonato de saltos y tiene dotes de emprendedor ya que creó una empresa de comercio electrónico con un amigo.

Déjanos tus Comentarios