Lucía Ramos: «La competencia en positivo siempre es buena»

Lucía RamosLa actriz Lucía Ramos habla en exclusiva para LOVE

Esta guapa fisioterapeuta de la serie Centro Médico crece a pasos agigantados tras aquellos papeles juveniles que le dieron fama, como aquel en Física o Química. De la mano de Giorgio Armani Beauty, conocemos a Lucía Ramos y lo que esconde tras esos asombrosos ojos verdes. Saltó al mundo de la moda cuando tenía solo 11 años. “Era muy alta, delgad   a y mi madre no encontraba ropa para mí, solo de una marca de El Corte Inglés. La dependienta le decía a mi madre que yo era ideal para un catálogo… y así, al final, acabé en el mundo de la moda”, recuerda la madrileña de sus inicios.

¿Tu sueño con esa edad era ya convertirte en actriz?
Pues no tenía muy claro qué quería ser ni qué era eso de ser actriz. Hasta que no hice mi primer trabajo a los 18 años en Inocentes no supe que eso era lo que quería para mí.
Has seguido compatibilizando trabajos de moda con los de actriz…
Sí, he continuado porque creo que es positivo hacer las dos cosas, siempre que estén bien seleccionadas, lógicamente.
¿Hay competencia entre las actrices de tu generación que buscáis “crecer” dentro de la actuación?
Quiero creer que no, porque además no depende solo de lo buena que seas, es más si encajas en el perfil que se busca. De todas formas, considero que una competencia en positivo, que te permita mejorar, siempre es buena.
¿Cómo llevas lo de que todo el mundo te admire por tu belleza?
Pues nunca lo he visto así. La verdad es que considero muy normal, y no es falsa humildad. No me lo creo para nada, ¿igual debería hacerlo? La verdad es que yo veo muchas chicas mucho más guapas que yo, el triple.
Por esa belleza, te habrán ofrecido papeles más comprometidos, como un desnudo…
Sí, y yo, hasta ahora, he dicho que “no” o he pedido suavizarlo, porque me parecía más acorde. Enseñar por enseñar tiene que estar justificado. En este caso, no me negaría a ello.


Tu imagen, además, es el de una chica tranquila, dulce, casi perfecta… ¿tienes un lado “perverso”?
Cuando no conozco mucho a la gente, es verdad que soy tímida, estoy relajada, tranquila… Pero yo no puedo parar, soy muy nerviosa, siempre estoy  enredando y siempre queriendo preparar nuevas cosas. Y a veces tengo muy, muy mal genio con mi familia o con mi novio. Mi chico me dice que si sacara ese mal genio con la gente de fuera… (risas).
Esa timidez que tienes, ¿se olvida ante las cámaras?
Por supuesto, y lo cierto es que nunca me imaginé que exponerme ante miles de personas podía llegar a ser tan gratificante para una chica tan tímida como yo.
De tu vida privada se sabe muy poco, quizá por esa timidez… Pero me acabas de decir que tienes chico… ¿actor?
No, no tiene nada que ver. Es deportista, tenista, concretamente.
¿Y entiende tu profesión?
Porque no es nada fácil…Totalmente, y además llevamos muchos años juntos. Está muy acostumbrado.
¿Boda, niños…?
Soy muy familiar y me encantaría pasar por el altar, tener hijos, pero no ahora, me veo todavía muy joven y no va suceder a corto plazo.
Uno de los momentos más duros en tu vida ha sido el fallecimiento de tu padre…
Sí, sucedió hace tres años y fue un antes y un después en mi vida. Me hizo madurar de repente y me ha trastocado por completo. Muchas veces he interpretado papeles que tenía que sentir este tipo de dolor… Pero hasta que no lo vives, en realidad, no sabes lo que es.

Déjanos tus Comentarios