Lucía Pariente se derrumba en su regreso a España

Lucia Pariente

Contra todo pronóstico, Lucía Pariente se mostró derrotada y sin fuerzas nada más entrar a plató. Poco o nada manifestó de esa mujer con carácter que ha revolucionado Supervivientes a lo largo de dos semanas. Muy nerviosa y sin poder contener las lágrimas, fue muy clara con Jorge Javier Vázquez, se encotraba rota y no tenía fuerzas para nada «No me hagas esto que te tengo que sujetar la mirada y no tengo fuerzas».

La madre de Alba Carrillo no ha tenido reparos en reconocer que había fracasado y su paso por el concurso había sido una auténtica «derrota». «No he hecho nada de lo que yo esperaba de mi. Esperaba estar más entera y equilibrada»Además, ha reconocido que antes de emprender el viaje de vuelta ha derramado muchas lágrimas por «decepción».  Miedo a la convivencia, ese es el gran problema que ha achacado a sus problemas a algunos de sus compañeros.

El perdón también ha estado presente a lo largo de toda la entrevista «No he sido consciente pero pido perdón», decía referente al supuesto «maltrato»  que a hecho a sus compañeros durante su presencia en Honduras.

Lucía se ha roto en el momento en el que Jorge Javier Vázquez ha hecho referencia a lo buena que había sido su defensa fuera de la isla y, a su vez, lo mal que lo había pasado su hermana en este tiempo debido a su actitud. «Tengo muchos hermanos y la elegí a ella porque es un ser especial». Esas bonitas palabras no han quitado que Almudena le reprochara sus actitudes y que no siguiera sus consejos, eso sí, de una manera muy cariñosa. «Cariño me da mucha pena que no me hicieras caso…Ve con la mente en blanco, conoce a la gente. No hay pregunta mala sino respuesta inapropiada». A lo que Lucía ha respondido: «ya no lo puedo cambiar».

Lucia Pariente y Jorge Javier

Lucia Pariente y Jorge Javier Vazquez durante la gala de supervivientes en Madrid

Sobre Alba Carrillo

Aunque en un principio no quería hacer ningún comentario en lo referente a su hija, Jorge Javier le ha preguntado directamente si sentía que había sido un obstáculo para ella. «Si soy sincera he sido un líquido conductor. Durante todo el concurso, cosa que he dicho, cosa que se le ha vuelto en su contra». Además ha reconocido que es muy «cómodo tener un culpable» sobre la relación que mantiene con Alba, de quien ha dicho que no está totalmente desenganchada de ella.

En el final de la entrevista, Jorge Javier le ha preguntado cómo sería su vida a partir de ahora a lo que ella le ha respondido «una vida corriente». En referencia a su marido ha sido clara, «nosotros nos decimos te quiero de otra manera, con dos tazas de café con su dosis justa de azúcar». Finalmente, el presentador ha reconocido que tras su paso por el reality nadie se la cree, de ahí que personalmente para él fuera imposible regalarle algún gesto de cariño a pesar de verla abatida.

 

 

Déjanos tus Comentarios