Lucía Bosé: el primer familiar de Bimba Bosé que habla tras su muerte

La viuda de Luis Miguel Dominguín rompe su silencio

Es la última vez que se sienta en un plató, la última entrevista que concede en la televisión. Y, sin ninguna duda, ha sido la más dura de todas las que ha dado ya que Lucía Bosé atraviesa un momento complicado al perder recientemente a una de sus nietas, Bimba Bosé, hija de Lucía Dominguín, a causa de un cáncer de mama.

Bimba y Lucia Bosé

La actriz cuenta que ella nunca fue consciente de la gravedad de la situación de Bimba ya que la modelo intentaba tranquilizar en todo momento a la familia y transmitía siempre un mensaje optimista. «Me voy recuperando. Al principio no quería ver a nadie. Ha sido un golpe duro para todos porque estábamos convencidos de que estaba bien. Cuando hablábamos nos tranquilizaba a todos. Nos llamábamos de vez en cuando y me decía estoy bien, estoy bien«, recordaba.

«Ha tenido una vida tan perfecta… Ha hecho siempre lo que le ha dado la gana, lo que ha querido. Se ha ido perfectamente en paz. Está siempre presente, yo la veo todos los días corriendo, sonriendo todo el tiempo… Ahora mismo la estoy viendo, está aquí y me sonríe», explicaba orgullosa de que Bimba tuviera esa apabullante personalidad.

Charlie Centa, su ángel y fiel compañero

Además, revela que sus últimos meses los pasó como ella realmente quería: con sus hijas, Dora y June, y con su pareja, Charlie Centa, quien estuvo al pie del cañón en todo momento. «Ella tenía su vida, yo tenía mi vida, nos respetábamos, nos reíamos de vez en cuando… Últimamente llevaba un año muy retirada. Iba muy, muy apartada de todo. Hacía su vida con sus hijas y su amor«, decía.

«Se ha ido como quería, con sus hijas y su amor. Ha tenido la despedida que ha querido, solo con sus hijas y con su amor», revelaba la matriarca de los Bosé.

Cabe recordar que Bimba vivía entre Madrid y Sotogrande, donde se trasladó el pasado verano en busca de una mejor calidad de vida. Por eso, eran pocas las ocasiones en las que veía a su abuela, quien ha encontrado refugio en Brieva, un pequeño pueblo segoviano que ahora se ha convertido en el nexo de unión de toda la familia.

«El duelo lo hemos vivido privadamente, nadie se ha enterado porque es lo que ella quería. Nunca quiso hablar de sus cosas y nosotros la hemos respetado. Ha sido muy bonito porque nos hemos reunido todos en Brieva . Once personas en mi casita, todos los nietos… Y así nos hemos divertido, nos hemos disfrazado en su honor. Nos reíamos, llorábamos…Nos han criticado porque nos disfrazábamos pero no solo hay que llorar, hay que recordar los momentos felices«, argumentaba.

Una entrevista muy comentada

Según Pilar Eyre, Miguel Bosé, quien según Lucía lo está pasando «mal», no ve con buenos ojos que su madre se siente en un plató de televisión para hablar de esta triste pérdida.  Sin embargo, la matriarca del clan ha asegurado que su hijo en ningún momento le ha prohibido hablar. Es más, ha bromeado con el paso del tiempo para el artista. «Miguel era guapo pero ahora está en decadencia. Su vida son solo el trabajo y sus hijos», decía.

Además, Lucía también ha querido compartir una buena noticia. «Estoy de nuevo enamorada», revelaba sin querer dar más datos acerca de este hombre que la ha hecho nuevamente feliz a los 86 años. Un compañero que, sin duda, está haciendo que esta etapa sea menos amarga gracias a su apoyo.

 

 

Déjanos tus Comentarios