Los Duques de Cambridge se despiden de Polonia

duques-cambridge-aeropuerto

Guillermo, Kate, George y Charlotte se han dejado ver increíblemente conjuntados, todos en tonos azules.

Los duques de Cambridge han dado por finalizada la primera etapa de su viaje oficial. Se despiden así de Polonia, donde han pasado unos intensos y emotivos días, y ponen rumbo a Alemania, donde continuarán con la labor encomendada.

Tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los monarcas son más conscientes que nunca de la importancia de mantener los lazos con Europa. No quieren que el Brexit suponga el fin de sus relaciones comerciales por lo que es más importante que nunca reforzar las alianzas y mejorar las relaciones diplomáticas. Esta parece ser el principal objetivo de los duques de Cambridge y, de momento, parece ser un éxito. El país entero se ha rendido ante el encanto de los herederos. Ahora la familia ha puesto rumbo a Alemania, esperando ser recibidos con la misma alegría que se llevan de Polonia.

Guiño a Polonia y vuelta a la tradición

guillermo-kate-varsovia

Coincidiendo con su llegada a la capital polaca, los duques fueron invitados a la fiesta organizada por el embajador de Reino Unido. Para la ocasión Kate no dejó pasar la oportunidad de deslumbrar y, haciendo un guiño al país en el que se encontraba, escogió un vestido de una de las diseñadoras más famosas del país, Gosia Baczynska. Un vestido blanco con detalles en negro, muy original y con el que Kate acertó.

La discreción y las flores llenaron el segundo día de visita oficial. La pareja se desplazó hasta la ciudad de Gdansk y allí, entre los múltiples actos que tenían ese día (acudieron al Teatro Shakespeare de la ciudad, y se entrevistaron con el Nobel de la Paz y expresidente de Polonia Lech Walesa), sin duda el más emotivo fue la visita que hicieron al campo de concentración de Stutthof. Allí hicieron un recorrido por los lugares más destacados y acabaron la visita dejando unas flores como homenaje a las víctimas.

kate-middleton-varsovia

Kate escogió un conjunto de top y falda de flores para su segundo día en Polonia

Kate escogió un conjunto de la firma Erdem (apostando esta vez por una marca británica) para este segundo día. Una combinación de top y falda que compartían estampado floral. Como la solemnidad de la ocasión lo merecía, Kate apostó por la discreción del escote barco, algo más habitual en ella que el escote en V de la noche anterior, la media manga y el largo por debajo de las rodillas. Un look de éxito que pudo lucir durante toda la jornada, a pesar de lo diferente de los lugares que acudieron a visitar.

 

 

Déjanos tus Comentarios