Los looks de Leonor y Sofía en Asturias, al detalle

Las infantas Leonor y Sofía no podían evitar las miradas de asombro a su llegada a Oviedo.

Las infantas Leonor y Sofía no podían evitar las miradas de asombro a su llegada a Oviedo.

Los Premios Princesa de Asturias son fecha señalada para los asturianos, para los Reyes y ahora también para sus hijas. Las infantas Leonor y Sofía están participando por primera vez en algunos de los actos relacionados con la entrega de premios, por lo que la expectación por verlas era máxima.

Las adolescentes no defraudaron. Llegaron muy sonrientes, mirando todo con la ilusión de quien disfruta de una experiencia por primera vez. Su presencia desató la locura y ellas respondieron como merecía, se acercaron a saludar y hablar con la gente y dieron toda una lección de saber estar. Eso sí, siempre bajo la atenta mirada de sus padres, que las acompañaron en todo momento.

Leonor y Sofía, dos estilos diferentes

Ambas hermanas llevaron looks diferentes pero conjuntados, en la misma gama cromática.

Ambas hermanas llevaron looks diferentes pero conjuntados, en la misma gama cromática.

A pesar de su juventud, Leonor y Sofía ya comienzan a tener estilos diferentes y a elegir prendas distintas, aunque también comparten muchos gustos comunes. En el caso de Leonor, la joven escogió un vestido en color blanco, que cubrió con un abrigo, sin cuello ni botones, con un estampado geométrico en zig-zag de varios colores.

Por su parte Sofía optó por un vestido en color naranja, de manga larga y con detalles en el cuello y la cintura. Ambas lucieron zapato plano, obviamente, y se mantuvieron fieles a sus habituales bailarinas, esta vez en color crema. En cuanto a su cabello, las dos hermanas optaron por llevar la melena suelta, algo que no sabemos si se repetirá en la entrega de premios.

Letizia se mantiene en segundo plano

La reina Letizia acompañó a su hija mayor mientras saludaban a los presentes.

La reina Letizia acompañó a su hija mayor mientras saludaban a los presentes.

Sabedora de que en esta ocasión las protagonistas iban a ser sus hijas, la reina Letizia optó por llevar su vestido batín gris del que, por extraño que parezca, todavía se desconoce el autor. Con el cabello recogido, el único toque de color lo lució en sus zapatos, unos salones granates.

Todo el mundo quería verles y poder compartir un rato con ellos, por eso los Reyes, previendo que este iba a ser el caso, decidieron dividirse en equipos para que nadie se quedara con las ganas de poder disfrutar de este momento histórico. Don Felipe acompañó a la más pequeña, la infanta Sofía. Por su parte la princesa de Asturias se dejó acompañara por su madre, la reina Letizia.

Déjanos tus Comentarios