Laura Matamoros triunfa en una noche llena de confesiones

Laura Matamoros ha sido la anfitriona de una noche cargada de confesiones y confidencias. / Mediaset.

Laura Matamoros ha sido la anfitriona de una noche cargada de confesiones y confidencias. / Mediaset.

«Mola ser Laura Matamoros». Esto no lo decimos nosotros claro está, lo dice la propia Laura y, viendo cómo se desarrolló el último programa de Ven a cenar conmigo, esta afirmación no nos sorprende en absoluto. De hecho pese a haber confesado que lo de cocinar no es lo suyo, fue la flamante ganadora de esta edición.

Una noche cargada de confesiones en la que también dejó claro que no ha sido fácil para ella llegar hasta donde está y que ha trabajado muy duro para ello. ¿La recompensa a mostrarse sincera y vulnerable? Un premio de 3.000 € y un besazo de Rosa López, que cayó rendida ante ella. No está nada mal.

A Laura Matamoros le pesa el apellido

Laura es una currante, prueba de ello fue que, a pesar de no ser una experta cocinera, fue la ganadora del programa. / Mediaset.

Laura es una currante, prueba de ello fue que, a pesar de no ser una experta cocinera, fue la ganadora del programa. / Mediaset.

Laura pertenece a una familia que es de sobra conocida por todo el mundo. Ella es hija de Kiko Matamoros, un rostro muy popular en la televisión; pero también es sobrina de Mar Flores, con todo lo que ella implica. «Ser una Matamoros-Flores es complicado porque los apellidos pesan», se sinceraba la joven en el programa.

«No a todo el mundo le caen bien mi padre y mi tía. Son personalidades fuertes. Me ha podido beneficiar para estar en la tele, pero al final soy Laura», continuaba explicando. Y es que ha menudo se ha señalado que le ha sido más fácil alcanzar cierto reconocimiento por ser familia de quien es. Ella quiso dejar claro que tal vez para dar los primeros pasos sí, pero ha trabajado muy duro para ello: «Estaba en una tienda de ropa por la mañana y en otra por la tarde, de recepcionista en una clínica dental y de administrativa».

¿Y sobre su vida privada?

Ahora Laura está en un momento muy bueno de su vida, es feliz junto a Matías y Daniel. / Mediaset.

Ahora Laura está en un momento muy bueno de su vida, es feliz junto a Matías y Daniel. / Mediaset.

Ahora Laura goza de popularidad por sí misma. Poco a poco se está haciendo un hueco como influencer, una profesión que comparte con su chico, Daniel Illescas. «Dani y yo estamos en la misma agencia y nos conocimos en un viaje a Bahamas cuando las cosas estaban mal con el padre de mi hijo. Empezó a surgir algo más y hasta el día de hoy». Laura parece feliz con Dani con quien espera pasar toda la vida. Afirma que es muy detallista, que la cuida mucho y que se preocupa por su familia y por su hijo.

También ha hablado sobre cómo llegó Matías a su vida. No estaba buscando quedarse embarazada, pero surgió así y decidieron seguir adelante. «Antes de Matías tenía una perspectiva de mi vida completamente diferente a la que tengo ahora. Mis padres están locos con el niño aunque mi madre al principio se lo tomó muy mal. Mi padre en todo momento me dijo: ‘Hija, no pasa nada, para adelante'».

Déjanos tus Comentarios