Los motivos de la emotiva despedida de Lara Álvarez

Lara Álvarez

Lara Álvarez protagonizó uno de los momentos más emotivos de esta edición de Supervivientes 2019. / Instagram: @laruka.

Después de cinco años, la presentadora asturiana se sigue emocionando como la primera vez al decir adiós a Supervivientes en la Palapa. Pero, aparentemente, este año ha sido el más especial para Lara Álvarez. La asturiana protagonizó un emotivo momento junto a su compañero, Asier Montaño y trató de contestar a todas las preguntas de sus seguidores y fans.

Lo cierto es que esta edición de Supervivientes ha batido récord de audiencia y ha tenido una acogida impresionante entre el público, porque te guste o no el concurso, no todos los días puedes ver a Isabel Pantoja o a Colate aguantar la respiración debajo del agua.

El bonito mensaje de Lara Álvarez

Lara Álvarez equipo

La presentadora explicó que esta edición ha sido muy especial por su relación con el equipo. / Redes sociales.

Sus fans a través de las redes sociales le pidieron a la presentadora que explicara por qué este año había sido tan difícil para ella despedirse. «Después de cinco años me he movido más, he estado más con la gente… Seguro que eso ha afectado muchísimo y es que he venido también con un cambio de actitud, abierta a descubrir, a conocer a disfrutar… Siempre lo he hecho aquí, pero este año especialmente. Y ha sido un regalo porque, como os digo, hoy he cerrado la maleta y la sensación es agridulce».

Con estas palabras, Lara Álvarez desveló su cambio de actitud detrás de las cámaras y su cercanía a todo el equipo que ha trabajado tan duro para que Supervivientes se lleve a cabo. Además, la presentadora explicó que, además de la buena relación que conserva con el equipo técnico, también ha tenido contacto con la gente de Honduras y se ha convertido en una experiencia única para ella.

Una edición especialmente dura

Lara Álvarez

Muy pronto Lara Álvarez estará de vuelta y contará en directo cómo ha sido la experiencia.

Lara Álvarez también declaró que esta había sido una edición muy dura, no solo por el sufrimiento de los concursantes y por las últimas semanas, que han sido muy accidentadas, también el clima se lo ha puesto difícil al equipo. «El equipo no ha tenido mucha suerte con el mar, con las barcas, los viajes, con el regreso a casa… Se han tenido que quedar muchas noches en el Cayo. Y eso me emociona porque, no miento, de verdad que nunca ha habido una mala cara y siempre han sacado la mejor manera de hacer las cosas».

La presentadora asturiana ya lleva cinco años siendo la que acompaña y dirige a los concursantes en Honduras y esperamos que no se al último y que el próximo año 2020 podamos verla de nuevo lucir sus particulares looks caribeños rodeada de naturaleza.

Déjanos tus Comentarios