Labiales y barras de labios: ¿qué tipo es el mejor?

Labiales y barras de labios: ¿cuál de todos es el mejor?

En el mercado existen multitud de labiales, pero las barras de labios con las más famosas/ Instagram @lancomeofficial.

La barra de labios lleva milenios siendo parte de la vida cotidiana de la mujer: hay vestigios de que ya se utilizaba en Mesopotamia, en la ciudad de Ur, entre los años 5.000 y 3.000 a.C.; y su más célebre usuaria de la Antigüedad fue Cleopatra: se sabe que elaboraba sus labiales a partir de un insecto, la cochinilla, del que se extrae un pigmento de un intenso color rojo (y que también se utilizaba para tintes textiles). Un ingrediente repulsivo… pero menos peligroso (y tóxico) que otros tradicionalmente utilizados para fabricar las barras de labios, como el plomo, el aluminio o el mercurio.

Labiales, un básico de belleza

Habría que esperar hasta finales del siglo XIX para que viera la luz la primera barra de labios comercial de fabricación industrial: en 1870 Aimé Guerlain creó la primera barra de labios, con un sugerente nombre que quedaría en la memoria del sector de la belleza: Ne m’oubliez pas (“No me olvides”). Hasta entonces, se fabricaban de forma artesanal. Y en 1922 apareció Milady, de Puig, la primera barra de labios de fabricación española.

No siempre ha sido algo exclusivo de la mujer: en la Roma Antigua los hombres se pintaban los labios, y en el S. XVIII George Washington también lo hacía.

Labiales y barras de labios: ¿cuál de todos es el mejor?

El rojo es el color más vendido y famoso del mundo/ Instagram @yslbeauty.

Acabados: uno por cada barra de labios

Brillo, mate, semimate, nacarado, con efecto espejo, con efecto vinilo, cremosos… Hay texturas y resultados para todos los gustos. Y conviven en armonía: si bien hasta hace unos meses vivimos una hegemonía de los mates, los acabados brillantes vuelven a estar de total actualidad, y se incorporan, con mucha fuerza, los tintes o tintas labiales, que se fijan sobre la piel sin efecto materia y aportan una muy larga duración y una resistencia inédita sin resecar el labio, pese a ser totalmente mates.

¿Cuántos tipos de pintalabios existen?

  • Barra de labios: el más clásico, y mal llamado, “pintalabios”. Existe en todo tipo de acabados
    y texturas, y suelen incorporar tratamiento.
  • Gloss: aunque antes se asociaban con un acabado brillante y pegajoso, también los hay con efecto mate. Son cremosos y confortables al labio.
  • Tinte: color de larga duración y acabado mate, con efecto labio mordido. Tras aplicarlo espera unos segundos para que fije.
Existen multitud de tipos de pintalabios

Las novedades en el sector de los labiales son una constante/ Instagram @armanibeauty.

  • Aceite labial: aportan una hidratación muy intensa, una profunda nutrición, y un ligerísimo velo de color, muy sutil, sobre los labios.
  • Lápiz jumbo: en formato lápiz XL, cómodo y fácil de usar. Muchos están a medio camino entre el bálsamo labial y la barra de labios.
  • Rotulador: similar al tinte, pero en lugar de con pincel o esponja se aplica como si fuera un rotulador. Con mucha fijación, larga duración y acabado mate.

Déjanos tus Comentarios