La Reina Máxima repite el vestido de su coronación

TXT1 La Reina Máxima fue la auténtica protagonista durante la cena de gala que tuvo lugar en el palacio Christianborg de Copenhague. Los monarcas de los Países Bajos están realizando una visita de dos días a Dinamarca como respuesta a la invitación de la reina Margarita, para reforzar las relaciones entre los países.

Máxima de Holanda brilló con un vestido azul klein diseñado por Jan Taminiau con cuerpo de encaje. El mismo modelo que lució el día de su coronación, pero esta vez sin la capa. Como es habitual en la soberana holandesa, puso especial atención en los complementos, eligió para la ocasión la Gran Tiara compuesta por 31 zafiros y 655 diamantes de Sudáfrica engarzados sobre una diadema de platino diseñada por la joyería parisina Mellerio. Utilizó los pendientes a juegos con la corona. TXT2

Mary de Dinamarca fue fiel a su estilo y apostó por la sencillez con un elegante vestido blanco, el mismo que utilizó en la recepción de año nuevo. Repitió su tiara favorita, la misma que lució el día de su boda, un obsequio de la Reina Margarita de Dinamarca combinada con unos pendientes de diamantes y aguamarinas. 

La familia real de Dinamarca se vistió de largo para recibir a los Reyes de Holanda. Joyas, tiaras y vestidos de ensueño para una noche en la que Máxima brilló como una de las royals más elegantes.

 

 

 

Déjanos tus Comentarios