La prensa internacional se ceba con la hija mayor de Máxima de Holanda

La prensa internacional se ceba con la hija de Máxima de Holanda

Amalia, la primogénita de Máxima y Guillermo de Holanda, está siendo muy crítica por su peso

El posado que ofrecieron hace unos días los reyes de Holanda en la estación de Leach (Austria) está dando mucho que hablar. Y es que desde que salieran a la luz esas fotos, la prensa extranjera se está cebando con la princesa Amalia por su apariencia física.

Aunque solo tiene 13 años, el peso de la primogénita de Máxima y Guillermo de Holanda parece que se ha convertido en un asunto de estado.  Desde niña Amalia ha sido una niña rellenita  y, ahora que ha llegado a la adolescencia, su constitución fuerte parece que se ha hecho más evidente. Sin embargo, nada de eso justifica los descalificativos que la heredera al trono holandés ha recibido tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales, donde el hastag #amalia se convirtió en trending topic.

Pero incluso hay algunos que van más allá. Como la revista alemana Bunte, que, además de referirse a la princesa Amalia como «la  princesa con sobrepeso»  recalcan que en el posado de la nieve la pequeña  llevaba una chaqueta negra de la firma O’Neill que era de su madre y que Máxima se ponía en el séptimo mes de embarazo de la princesa Ariane.

 

La prensa internacional se ceba con la hija de de Máxima de Holanda

No es la primera vez que Amalia es atacada por su físico. Ya cuando acudió a la boda griega de Filippos Lemos y Marianba Goulandris, la adolescente también fue atacada por este mismo asunto.

Sin embargos no todas la voces han sido en contra. Hay quien , valientemente, ha salido en defensa de la niña, como es el caso de una reputada periodista holandesa quien, en una carta abierta enviada al diario Telegraaf escribió: «Eres la princesa sol. La chica más bella del país».

Un problema de familia

Amalia no es el primer miembro de la familia real holandesa que es criticada por su sobrepeso. La propia reina Máxima, cuando era pequeña también era atacada por sus kilitos de más.

Según relatan los escritores Gonzalo Álvarez Guerrero y Soledad Ferrari en Máxima. Una historia real, la biografía no autorizada de la reina holandesa, cuando la actual reina era una niña sus primos la apodaron «la gorda». Es más, siendo ya novia de Guillermo de Holanda el tema de su redondez seguía siendo un problema para ella: «No podía creer que alguien la quisiera tanto. Le reconfortaba saber que, así estuviera más gorda o más delgada, él la veía perfecta», afirman los autores del libro.

.

 

Déjanos tus Comentarios