Disfruta de Las Jornadas Asturianas en el restaurante La Clave

En el restaurante La Clave te proponen un plan para chuparte los dedos.

En el restaurante La Clave te proponen un plan para chuparte los dedos.

¿Un plan ideal? Disfrutar de trece recetas regionales que el restaurante La Clave recupera para que podamos redescubrir y saborear la cocina asturiana. Durante estos días el barrio de Salamanca de Madrid se convierte en la capital de la cocina asturiana. Lo podrás descubrir en la conocida calle Velázquez.

Se trata de recetas centenarias firmadas por su Jefe de Cocina Pepe FilloaNos ofrecen recetas típicas de los pueblos pesqueros, como la caldereta luarquesa o el cachopo de merluza, que se suman a otros platos populares de las aldeas del interior. Por ejemplo, el chosco de Tineo y el repollo relleno.

El chosco de Tineo, un plato muy especial con el que descubrir parte de la cocina asturiana.

Sabrosos platos asturianos de cuchara como las populares fabes y verdinas. Pero también encontrarás en estas jornadas el típico cachopo de solomillo, las setas y las croquetas de cabrales. Y nada como rematar una suculenta comida, que un delicioso postre como los casadielles, los frisuelos, la tarta de queso Astur y el riquísimo arroz con leche.

La fabada, se prepara al estilo campero, con alubias de la localidad de Navelgas y azafrán en rama, acompañadas de chorizo, morcilla, lacón y panceta también asturianos. Las verdinas, se cortejan con pulpo gallego y bacalao.

 

Fabada elaborada con productos de la tierra y alubias de Navelgas.

Del concejo de Tineo, Pepe Filloa rescata el chosco, popular en todo restaurante que se precie de asturiano. Su intensa carne adobada de lomo de cerdo se equilibra con cachelos y berza. Receta de la villa pesquera de Luarca, la caldereta luarquesa,  versiona la gallega con merluza, rape y corvina. Su espléndida salsa se elabora con base de pimiento, cebolla, ajo y fumé, además de tomate natural.

Cachopos y postres

También de las aldeas del interior, el restaurante La Clave apuesta por el repollo horneado, relleno de carne estofada de ternera. No falta el fuerte queso de Cabrales, con el que se preparan sendas raciones de croquetas y setas.

El famoso cachopo de solomillo, crujiente por fuera y jugoso en su interior.

Además, sus dos versiones del cachopo, sin duda el plato asturiano de moda en Madrid. El de merluza emplea finas lonchas de la variedad gallega de pincho de Burela, rellenas de salmón, bacalao y queso de Vidiago. Así, una de las recetas más arraigadas de Asturias se aplica a una materia prima gallega por excelencia. Por otra parte, el cachopo de solomillo de vaca joven asturiana se rellena con jamón ibérico y también con ésa tierna variedad de queso, que se derrite entre la carne.

Como colofón, los postres nos devuelven antiguos aromas y dulces sabores de los hogares del campo asturiano. Las casadielles son una masa de hojaldre frita que contiene una mezcla de nuez, canela, azúcar y anís. Los frisuelos, versión asturiana de la filloa gallega, consisten en obleas rellenas de crema de manzana.

Su tarta de queso y su arroz con leche son solo dos de sus grandes atractivos para poner fin a una excelente comida.

El arroz con leche a la asturiana se sirve quemado, previamente cocido a fuego lento durante dos horas. Por último, la tarta de queso Astur cuenta con la inconfundible personalidad del queso de vaca y oveja asturianas.

*Restaurante La Clave. Calle de Velázquez, 22, Madrid. 

Dejanos tus Comentarios