Acusan a Kim Kardashian de racista en EEUU

Kim Kardashian acusada de racismo

Kim Kardashian sigue el ejemplo de su hermana Kylie y lanza una nueva línea de maquillaje

La celebrity siempre es noticia. Haga lo que haga genera tal controversia que se llenan los titulares en cuestión de minutos. Esta vez, su polémica está relacionada con la nueva línea de cosmética que ha creado con su imagen de marca. Inspirada por el trabajo de su hermana, Kylie Jenner, la socialité ha querido adentrarse de pleno en el mundo del maquillaje.

Kim, se inició en este área gracias a la colaboración con su hermana en una línea de pintalabios para KylieCosmetics. Tras anunciar su venta, tuvieron tanto éxito que se agotaron las existencias en cuestión de minutos. Por esto, han querido aprovechar el boom del maquillaje Kardashian, para promocionar una gama de maquillaje propia de Kim Kardashian.

 

@kkwbeauty 6.21.17

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Sin embargo, este proyecto ha generado un conflicto en términos raciales. Como sabemos, Kim Kardashian y sus hermanas tienen orígenes armenios por parte de su padre, aunque su tono de piel es muy claro por la herencia de su familia materna. Así, los seguidores más indignados la acusan de hacer un «BlackFace« en las imágenes promocionales del maquillaje. Un término que los estadounidenses asocian al racismo. El Blackface es una técnica que se solía utilizar sobre todo en televisión para simular una tez oscura en personas de piel blanca. De esta forma conseguían simular que alguien era de origen afroamericano cuando, en realidad, no era así.

Kim Kardashian, siempre en el punto de mira

Es de dominio público que en EEUU existen diversas tensiones sobre las desigualdades raciales. Aunque, en este caso algunos seguidores de Kim lo consideran exagerado. Ella misma aseguró que no trataba de ofender a nadie y achacó su tono de piel a que en ese momento estaba muy morena. Además, afirma haber aprendido de la experiencia y por eso gestionó a su equipo para que realizasen los cambios necesarios en las fotos.

Así, hay que destacar que la famosa está casada con Kanye West, un rapero de origen afroamericano. Con él tiene dos hijos North y Saint, por lo que la diversidad racial reina en su propia familia. Ante esto, la más popular de las Kardashian señaló, en una ocasión, que no se planteaba los temas de racismo hasta el nacimiento de su hija. A partir de ahí, se empezó a preocupar por la discriminación que ésta pudiese sufrir y desde entonces, está mas concienciada. Entonces, ¿podríamos decir que esta polémica es injusta? ¿Creemos a Kim cuando dice que no lo hizo intencionadamente?

Déjanos tus Comentarios